En Twitter hay dos presidentes argentinos en funciones: Alberto Fernández y Mauricio Macri

Así aparecían las cuentas personales de Twitter de Alberto Fernández y Mauricio Macri. Las cuentas personales de Twitter de Alberto Fernández y Mauricio Macri comparten un rasgo en común: ambas rezan el cargo de “Presidente de la Nación”. De esta manera, al menos en Twitter, hay dos mandatarios que conducen los destinos del país.La curiosidad coincide en el día de la asunción presidencial, cuando se oficializará el recambio de mando tras las elecciones del 27 de octubre. La ceremonia se extenderá por ocho horas y está previsto que arranque a partir de las 11.30.La llamativa coincidencia ocurre porque, a poco de cumplirse las 0 horas del martes, el perfil de Alberto Fernández se actualizó con la leyenda de “presidente”. Por su lado, la cuenta que hoy quedó desfasada y sin cambios es la del mandatario saliente, Mauricio Macri.Aunque la ceremonia de instalación de autoridades aún no se concretó, la Constitución Nacional es clara sobre el período legal de los mandatos. “El Presidente de la Nación cesa en el poder el mismo día en que expira su período de cuatro años”, señala el artículo 91 de la Carta Magna. La “toma de posesión” del cargo, en tanto, se concretará cuando “preste juramento” ante el Congreso.“Gracias a todos y a todas por el apoyo y los mensajes de cariño. Empieza una nueva etapa y tenemos el desafío de poner a nuestra querida Argentina nuevamente de pie. Sé que cuento con ustedes. Cuenten conmigo”, escribió Alberto Fernández en su cuenta de Twitter esta mañana.La jornada de Fernández comenzará a las 10.30, cuando está previsto que salga de su casa, en el barrio porteño de Puerto Madero, con destino al Congreso de la Nación, en donde se dará inicio a la Asamblea Legislativa aproximadamente a las 11.15. Está previsto que sobre las 11.30 arribe el presidente saliente, Mauricio Macri; mientras que a las 11.40 lo hará la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, y a las 11.45, el futuro mandatario Alberto Fernández.Seguí leyendo:El mensaje de Alberto Fernández a horas de jurar como PresidenteSebastián Piñera no vendrá a la asunción de Alberto Fernández debido a la desaparición del avión militarLa vigilia de Alberto Fernández antes de asumir la Presidencia: pocas horas de sueño y un pedido especial para la quinta de Olivos

Fuente

“Evas y Perones” desfilan en Buenos Aires previo a asunción de Fernández

Centenares de personas caracterizadas como Evita y Juan Perón desfilaron el lunes en la Plaza de Mayo en la víspera del retorno de un peronista, Alberto Fernández, a la Casa de Gobierno ocupada hasta ahora por el liberal Mauricio Macri. (CARLOS ALONSO/)Buenos Aires, 9 Dic 2019 (AFP) – Centenares de personas caracterizadas como Evita y Juan Perón desfilaron este lunes en la Plaza de Mayo en la víspera del retorno de un peronista, Alberto Fernández, a la Casa de Gobierno ocupada hasta ahora por el liberal Mauricio Macri.En un bullicioso recorrido al son de la Marcha Peronista, cientos de Evas, con su clásico rodete y vestidas de época pusieron color al histórico paseo que se prepara para acoger un festival el martes cuando Fernández asuma la presidencia por un mandato de cuatro años.”Ésta es la última invocación del año bajo la propuesta ‘Así Ganamos’ y así se va el neoliberalismo de la patria”, dijo a la AFP Felicitas Elías, profesora de la Universidad de Buenos Aires y coordinadora de la cátedra Abierta Eva Perón.A lo largo del año se realizaron varias intervenciones públicas con personas caracterizadas como Eva y del expresidente Juan Perón (1946-1955 y 1974-74) en rechazo al gobierno de Macri.”El peronismo nunca murió, lo han querido matar desde 1955 en adelante pero no lo han conseguido”, afirmó Elías.Para esta profesora universitaria el cambio de gobierno despierta “expectativas de libertad, de democracia, de justicia social, de soberanía política”.”Salir de este pozo triste en el que hemos transitado en estos cuatro años”, explicó al describir de ese modo el gobierno del liberal Macri.La caravana de Evas fue precedida por una joven de trenzas largas y negras montada en un caballo que recorrió la plaza de Mayo caracterizada como Juana Azurduy, la mártir boliviana heroína de las guerras por la independencia de la corona española.Luego las Evas se dieron la mano con personas caracterizadas como Perón, con camisas blancas y corbatas verdes, el color que representa las luchas feministas en favor de la legalización del aborto.”Elegimos vestirnos como Perón y Evita porque ellos representan al pueblo trabajador”, dijo Gustavo Halif.Este comerciante de 52 años siente que el cambio de gobierno representa “renovar la esperanza después de cuatro años en los que han dejado tierra arrasada” al referirse de ese modo a la crisis económica que encuentra a Argentina en recesión, con más del 34% de pobres y la inflación proyectada anual en 55%.”El peronismo es la base social del país. Espero que el próximo gobierno pueda recomponer a Argentina en lo social, en lo cultural y en lo económico”, expresó.Respecto al gobierno de Fernández y de su vicepresidenta Cristina Fernández, Halif fue contundente. “vamos a exigirles como pueblo que el Estado esté presente, eso es lo que queremos un Estado presente”, dijo.El martes luego de la asunción de Fernández, la Plaza de Mayo se convertirá en una fiesta popular con bailes y música en un festival que iniciará después del mediodía y se extenderá hasta la noche.Este lunes, las vallas que dividían en dos al histórico paseo fueron retiradas y se montó un enorme escenario frente a la Casa Rosada.sa/ml
————————————————————-

Fuente

Qué dirigentes estuvieron presentes y quiénes faltaron al acto de despedida de Mauricio Macri en la Plaza de Mayo

El presidente Mauricio Macri, junto al ex candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto y la primera dama Juliana Awada (REUTERS/Agustin Marcarian) (AGUSTIN MARCARIAN/)El presidente de la Nación, Mauricio Macri, protagonizó este sábado su último acto político junto a una multitud de adherentes frente a la Casa Rosada, donde aseguró que encabezará una oposición “constructiva” pero “severa” al mandatario electo, Alberto Fernández, quien el próximo martes asumirá como titular del Poder Ejecutivo en el marco del traspaso de mando.En medio de una creciente tensión interna tras la derrota del pasado 27 de octubre, la cual ya produjo algunas fugas y quiebres en la coalición del oficialismo saliente en el Congreso, dirigentes de primera y segunda línea de Juntos por el Cambio acompañaron la última movilización liderada por Mauricio Macri como de jefe de Estado nacional.Impulsada con las consignas #7DMarchaDeLaMitadDelPaís y #7DEstoReciénEmpieza, el mandatario contó con la compañía en el palco ante la Casa de Gobierno del ex candidato a la vicepresidencia Miguel Ángel Pichetto y la primera dama Juliana Awada.Antes, como maestros de ceremonia de la actividad, estuvieron el jefe de Gabinete de la Nación Marcos Peña y titular del Sistema de Medios y Contenidos Públicos Hernán Lombardi, uno de los funcionarios más entusiastas de la campaña tras las PASO del 11 de agosto y el primero en tomar la palabra en el escenario. También estuvo el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal (Foto: Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)“El Presidente va a salir por la puerta grande”, dijo Hernán Lombardi, al levantar los primeros aplausos de la tarde. Luego, aseguró ante la multitud que su espacio político deja el poder “con la frente alta y las manos limpias”.Fuera del escenario, otros dirigentes que se movilizaron por el acto del “7D” fueron la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el diputado nacional electo y ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo.En la redes sociales se mostró muy activa Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad de la Nación saliente y quien será encargada de presidir el PRO durante el próximo período. “Caminando junto a los argentinos como lo hicimos durante estos cuatro años”, afirmó.El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Foto: Nicolás Stulberg)Además, se mostraron entre la multitud funcionarios como el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, el senador por Entre Ríos Alfredo de Angeli y el diputado nacional Héctor “Toty” Flores.En la segunda línea de dirigentes, dieron el presente personalidades como Felipe Miguel, el jefe de Gabinete del gobierno de la Ciudad, entre otros.El futuro jefe de la bancada de Juntos por el Cambio en Diputados, Cristian Ritondo (Foto: Nicolás Stulberg)El jefe de Gabinete, Marcos Peña y el titular del sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi (Foto: Gustavo Gavotti)Entre las ausencias, hubo algunas figuras de relevancia en el Gobierno como la vicepresidente Gabriela Michetti o la conducción de la Unión Cívica Radical (UCR). Tampoco estuvo el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, quien en las últimas semanas recrudeció sus críticas contra la estrategia política tomada por Juntos por el Cambio.La diputada nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, llegó a subir una peculiar foto en su cuenta personal, donde expresó su adhesión a la marcha. Con gorro y gafas oscuras, la legisladora se mostró sentada sobre la vereda, “esperando” el momento para acompañar a Mauricio Macri. No se la vio entre la multitud.Esperando para acompañar a @mauriciomacri pic.twitter.com/MssRXJhvpL— Elisa Lilita Carrió (@elisacarrio) December 7, 2019Seguí leyendo:Mauricio Macri, en su despedida: “Alberto Fernández va a encontrar una oposición constructiva y no destructiva”“Volveremos a ser gobierno en 2023”: el grito de la multitud que despidió a Mauricio Macri en la Plaza de MayoLas fotos de la despedida de Mauricio Macri en Plaza de Mayo

Fuente

Las fotos de la despedida de Mauricio Macri en Plaza de Mayo

Arropados con banderas argentinas, miles de adherentes de Mauricio Macri esta tarde a la Plaza de Mayo y se concentraban frente a la Casa Rosada (Fotos: Nicolás Stulberg, Gustavo Gavotti, Thomas Khazki Reuters) El presidente tiene previsto hablar para despedirse de su mandato de cuatro años, que finaliza el 10 de diciembre Con remeras partidarias, militantes de la juventud del PRO se acercaron al acto de despedida La convocatoria fue realizada el 16 de noviembre por Macri en su cuenta de la red social Twitter Mauricio Macri difundió un video invitando a sus seguidores a participar del evento En las redes sociales la marcha fue convocada con la consigna “7D más juntos que nunca”

Fuente

Mauricio Macri analiza dar un discurso por cadena nacional para despedirse de la gestión

Reunión de Gabinete. Se analizó hoy el discurso de despedida de Mauricio Macri. ((Presidencia)/)Mauricio Macri analiza con su equipo cómo y cuándo realizar su último discurso presidencial, esta vez como despedida, según confirmaron hoy los ministros Guillermo Dietrich y Jorge Faurie en el contacto habitual con la prensa post reunión de Gabinete. Aunque no pudieron dar precisiones, Infobae pudo saber que la posibilidad más segura es que el Presidente se dirija por última vez a la población en un formato que no utilizó en sus cuatro años al frente del Poder Ejecutivo y que, en rigor, su equipo criticó duramente de las gestiones de Cristina Kirchner: sí, Macri se iría realizando un discurso por cadena nacional.Esa posibilidad tiene sus detractores. Si bien fueron muchos los que le pidieron al Presidente que utilice esa herramienta de comunicación (hasta la diva de la televisión Mirtha Legrand se lo reclamó en su programa), varios en su equipo consideran que es “una manera de entregar todas las banderas a la salida”. “Nos vamos con cepo y con cadena nacional”, agregaron.Sin embargo, dentro del equipo de comunicación presidencial creen que es lo que se necesita en este momento. “Una cadena nacional en cuatro años casi que no cuenta”, aseguran, confiados en que es la mejor forma de llegar a la mayor cantidad posible de personas con un balance de gestión, ya que creen que habrá un inevitable proceso de demolición de la gestión macrista impulsado desde la Casa Rosada a partir del 10 de diciembre.Desde Jefatura de Gabinete proponen que cada ministerio realice sus balances de gestión ante los medios. Así, por ejemplo, hace dos días se realizó un encuentro en el Ministerio de Hacienda, hoy tendrá lugar el del Ministerio del Interior, mañana el de Cancillería, y así con casi todos. Incluso hasta es bastante probable que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se presente en algún momento de la semana próxima en la sala de periodistas de la Casa Rosada para hablar con agenda abierta sobre su legado de gestión.La última parada sería, entonces, la cadena nacional del Presidente, quien resumirá lo que considera logros de su gobierno, sin rehuir a los pendientes, pero buscando mostrar que “Argentina está lista para desplegar sus potencialidades productivas hacia el mundo”, entre otros aspectos que buscará resaltar como herencia para el próximo gobierno. En esa línea, el mandatario había dicho ayer que dejaba “la vara alta” a su sucesor.Mauricio Macri se despedirá con una cadena nacionalFaurie también confirmó hoy que desde el miércoles están saliendo desde la Dirección de Ceremonial de Cancillería las invitaciones a los presidentes y delegaciones que se esperan para la ceremonia del traspaso presidencial y reconoció que “la lista fue acordada entre ambos equipos”, el del gobierno saliente y el entrante. Ante una consulta, dijo que “no está previsto que nadie del equipo de Alberto Fernández acompañe a la delegación argentina a la reunión del Mercosur que tendrá lugar el 5 de diciembre, pero si así lo solicitan, no creo que haya ningún problema”.El canciller explicó que en el Mercosur “hay un grupo de trabajo de los cuatros países donde todos coincidimos en que el arancel externo que tenemos es alto, que les quita competitividad a las cuatro economías y que tenemos que trabajar sobre eso. Este grupo de trabajo va a presentar (en la próxima reunión) hasta dónde hubo acuerdo y la hoja de trabajo para seguir adelante a partir del diagnóstico y alternativas”.Seguí leyendo:Alberto Fernández no invitará a Maduro, Añez y Rohani a su ceremonia de asunción

Fuente

Mauricio Macri habló con varios presidentes de la región para coordinar una postura en común sobre Bolivia

Macri habló con sus ministros sobre la crisis que vive Bolivia (foto Prensa Presidencia)El gobierno argentino está convencido de que en Bolivia están vigentes los mecanismos constitucionales para resolver el vacío de poder que se creó después de la renuncia de Evo Morales y no considera que las fuerzas armadas hayan actuado nada más que para garantizar ese orden institucional. Lo dijo en forma reiterada Jorge Faurie en la conferencia de prensa que realizó en Casa Rosada después de la reunión de Gabinete nacional y dio algunas precisiones más.Primero, que para tomar posiciones definitivas hay que esperar por lo menos 48 horas, o quizás más, porque la asamblea legislativa en La Paz está convocada para mañana. Segundo, que es conveniente tener más clara la evolución de los acontecimientos en Bolivia antes que reunir al consejo permanente que fue solicitado el viernes por Brasil en la OEA para realizarse hoy. El canciller argentino dijo, además, que varios países respaldaron ese llamado, pero -aseguró- habría que pasarlo para mañana, cuando sea más clara cuál es la situación.“Para garantizar la vida institucional de Bolivia, las Fuerzas Armadas no tienen que tener un rol más protagónico que las que le marcan las leyes de Bolivia. Tenemos en mente lo que hemos conocido de toda la vida americana y ninguno de los pueblos de la región quiere reeditar un mecanismo que tuvo trágicas consecuencias. Eso lo condenamos y lo tenemos apartado de nuestra historia. Bolivia tiene los mecanismos para decidir la crisis institucional”, dijo el titular del Palacio San Martín.En particular, se mostró preocupado por las situaciones de violencia que pudieran producirse “desde uno u otro lado” en una situación compleja, que él mismo definió como “crisis institucional”. Pidió “prudencia y ponderación” para analizar lo que sucede en el vecino país y condenó más explícitamente “la violencia de quienes atacaron al pueblo boliviano”, aunque no evitó una referencia a “los que saquearon la casa de Morales y otras iniquidades que son inadmisibles”. Aclaró que no hubo pedido de asilo a la Argentina de parte del ex presidente ni del ex vicepresidente, como tampoco consta que haya solicitado el ingreso al espacio aéreo argentino.El canciller Jorge FaurieEn diálogo informal con los periodistas, Faurie dijo que la situación en las fronteras era normal, que la provisión de gas no se había interrumpido y aceptó que el Presidente había hablado con varios presidentes de la región para analizar la situación y llevar adelante una posición común. Se le preguntó los nombres y no quiso darlos, pero según supo este medio, Macri tomó contacto con Jair Bolsonaro (Brasil), Iván Duque (Colombia) y Sebastián Piñera (Chile), tres países que están muy atentos con la situación de inestabilidad que se está viviendo en varias naciones del Cono Sur.“Tenemos una comunidad boliviana que vive y trabaja con nosotros,hay un vínculo profundo entre ambos países, por lo tanto, le asignamos una crucial importancia a lo que está pasando en Bolivia”, arrancó hoy el canciller en la conferencia de prensa. Expresó que “es un momento con una gran fluidez política, pero queremos que quede claro que son los propios bolivianos a través de los mecanismos de su propia constitución los que van a resolver esta cuestión”La posición del gobierno argentino es clara. Faurie se explayó para hablar del asunto desde todos los puntos de vista posibles. Solo fueron limitadas sus palabras cuando se lo consultó sobre el diálogo con Mauricio Macri mantuvo con Alberto Fernandez en el día de ayer y acerca de la posibilidad de que haya un comunicado conjunto entre el presidente saliente y el electo sobre la situación de Bolivia. No quiso dar ningún detalle ni dejó abierta la chance de esa postura conjunta se realice alguna vez. Así, cualquier sueño de que haya una política externa de estado en la Argentina quedó disuelta.

Fuente

En un escenario polarizado, los argentinos eligen al próximo Presidente

Este 27 de octubre, cerca de 34 millones de personas definirán el próximo presidente entre las seis listas de candidatos. El duelo principal se dará entre Mauricio Macri y Alberto Fernández.Llegó el día que definirá el destino del país por los próximos cuatro años. Casi 34 millones de votantes podrán elegir hoy a una de las seis listas que se presentan para la Presidencia de la Nación, tras una intensa campaña que tuvo como principal duelo las fórmulas de Juntos por el Cambio, encabezada por Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto, y del Frente de Todos, representada por Alberto Fernández-Cristina Kirchner.Según los datos de la justicia electoral, unos 33.841.837 electores están habilitados para concurrir a las 10.184 urnas distribuidas en todo el país, entre las 8 y las 18 de este domingo. Junto a la Presidencia y la Vicepresidencia, se renovarán 24 bancas de senadores y 130 diputados, y autoridades locales como el jefe de Gobierno porteño y gobernadores de la Provincia de Buenos Aires, Catamarca y La Rioja.La coalición opositora que lidera Alberto Fernández llega hoy con una amplia ventaja de 16 puntos con respecto al oficialismo, tras la sorpresiva victoria que obtuvo en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto.Aquel domingo, el Frente de Todos se impuso con el 49,49% de los votos, mientras que Juntos por el Cambio consiguió el 32,93% de los sufragios positivos, si no se contabilizan los votos en blanco.De acuerdo a estos resultados, se espera que la definición de la elección esté disputada entre Mauricio Macri y Alberto Fernández. Por lo tanto, la atención estará puesta en si habrá o no balotaje.Para que se produzca este domingo una victoria definitiva, la fórmula presidencial deberá obtener el 45% de los votos válidos o el 40%, pero con una diferencia mayor al 10 por ciento con el segundo. Si no se cumple ese requisito, se realizará una segunda vuelta electoral el 24 de noviembre entre los dos más votados.Los seis candidatos presidenciales, en la foto final del segundo debate obligatorio en la Facultad de Derecho de la UBA. (Adrian Escandar/)Además de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, habrá otras cuatro alianzas en el cuarto oscuro que, sumadas entre sí, lograron el 15% de los votos en las PASO. Se trata de las listas de Consenso Federal, que postula Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey; el frente Unite-Despertar, que lleva a José Luis Espert-Luis Rosales; el Frente NOS, con Juan José Gómez Centurión-Cynthia Hotton; y el Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad, representado en el binomio Nicolás del Caño-Romina del Plá.También será foco de interés la elección en la Ciudad de Buenos Aires, que por primera vez se desarrolla de manera simultánea junto a los comicios nacionales.Los candidatos a jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, Matías Lammens, Matías Tombolini y Gabriel Solano. (Gustavo Gavotti)Junto a los legisladores y representantes comuneros, más de 2.500.000 de porteños podrán votar los próximos jefe y vicejefe de Gobierno para el mandato 2019-2023, entre cuatro fórmulas: Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, que irán por su reelección por Juntos por el Cambio; Matías Lammens y Gisela Marziotta, del Frente de Todos; Matías Tombolini y Daniela Gasparini, de Consenso Federal, y Gabriel Solano y Vanesa Gagliardi, del FIT-Unidad.La otra competencia con impacto nacional será la de la provincia de Buenos Aires. Son unos 12.515.361 bonaerenses que asistirán a la “madre de todas las batallas” para elegir autoridades locales, entre las que se destacan cinco listas a gobernador : la oficialista María Eugenia Vidal y Daniel Salvador; por Juntos por el Cambio, Axel Kicillof y Verónica Magario, por el Frente de Todos; Eduardo “Bali” Bucca y Miguel Saredi, de Consenso Federal; Christian Castillo y Mercedes Trimarci, del Frente de Izquierda-Unidad.La competencia en el CongresoEn el Congreso Nacional, se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio de la Cámara alta. Son ocho provincias las que votarán senadores nacionales, con una distribución de tres bancas por distrito: Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.Si se repitieran los resultados de las PASO, el Frente de Todos ganaría 14 de las 24 bancas que se renuevan en el Senado, y Juntos por el Cambio se quedaría con siete. El oficialismo solo ganó en la Ciudad de Buenos Aires, cuando la oposición logró victorias en Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Salta, Río Negro y Tierra del Fuego. Las tres restantes quedarían para los partidos provinciales de Santiago del Estero y de Río Negro.En Diputados, de repetirse las elecciones primarias, el kirchnerismo y sus aliados quedarán como primera minoría, muy cerca del quórum propio, con unos 120 diputados. Juntos por el Cambio, por su lado, no mermaría en cantidad de representantes.Hacia el mediodía del sábado, las Fuerzas Armadas habían cumplido el 40% del operativo de urnas. (Foto NA)Recuento y “nuevos” votantesLos centros de votación estarán abiertos de 8 a 18. El ministro del Interior Rogelio Frigerio estimó que a partir de las 21 se conocerán los primeros resultados del escrutinio provisorio. Sin embargo, podría ocurrir un escenario similar al de las PASO y que la emisión de los datos se produzca recién cuando se hubieran computado el 10% de los distritos de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.“Esta va a ser la elección con mayor control por parte de la oposición que se recuerde en la Argentina, como tiene que ser” dijo, y señaló que “antes de la medianoche estará escrutado el 90 por ciento de los votos”.Una de las particularidades de la elección es que será la primera vez que los votantes argentinos que viven fuera del país puedan votar por correo, sin tener que acercarse al consulado como era habitual anteriormente. De los 385 mil radicados en el exterior, unos 10.923 se habían anotado antes del 29 de julio para votar por correo.Unas 100 mil urnas se repartirán en todo el país. (Foto NA)A su vez, los adolescentes de entre 16 y 17 años que estrenarán ciudadanía en elecciones generales representan el 2,8% del padrón total y, en algunas provincias, alcanza a un 4 por ciento, según cifras de la Cámara Nacional Electoral.Sin embargo, el dato clave de la jornada electoral pasará por el nivel de asistencia a las urnas, que el 11 de agosto pasado fue del 76,4 por ciento. En 2015, la participación electoral en los comicios presidenciales de octubre concurrió el 81,1% del padrón. En aquella competencia, hubo una suba de 6,2 puntos entre cada elección.Campaña “a todo o nada”El jueves pasado, cada uno de los candidatos presidenciales cerraron una campaña electoral extenuante, que desde las PASO se desarrolló en un clima económico incierto marcado por una fuerte inestabilidad cambiaria, una constante pérdida de reservas y alta inflación.El presidente Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto finalizaron la gira del “Sí, se puede” en la provincia de Córdoba, el distrito que le permitió el triunfo al oficialismo en el 2015. No obstante, el hito de la campaña de Juntos por el Cambio se produjo el sábado 19, con un multitudinario acto en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. Fue el epicentro de una recorrida que incluyó 30 ciudades, y donde el presidente renovó su deseo de lograr la reelección ante más de 300 mil personas.Mauricio Macri realizó el cierre de campaña en la provincia de Córdoba. (Mario Sar)Por su lado, Alberto Fernández y la ex presidente Cristina Kirchner reunieron cerca de 50 mil adherentes en La Rambla de Mar del Plata y compartieron escenario junto al candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Ese día, el candidato presidencial del Frente de Todos se emocionó por primera vez ante unas palabras de reconocimiento que pronunció su compañera de fórmula. Desde el 11 de agosto, la coalición opositora se recostó en los resultados electorales obtenidos y espera repetirlos.Alberto Fernández compartió escenario junto a Cristina Kirchner en Mar del Plata (Frente de Todos)En el caso de Consenso Federal, el economista Roberto Lavagna cerró su campaña con un acto en la ciudad de Salta, donde gobierna su candidato a vicepresidente, Juan Manuel Urtubey.El jueves, Nicolás Del Caño y Romina del Pla, del FIT-Unidad, hicieron un acto público ante el Consulado de Chile en Buenos Aires; mientras que Frente Unite de José Luis Espert y Luis Rosales hicieron una actividad “descontracturada” con jóvenes (la “EspertFest”) en el barrio porteño de Palermo. El Frente Nos, en cambio, Juan José Gómez Centurión junto a Cynthia Hotton finalizó la campaña en Santiago del Estero junto a mil pastores evangélicos.Los votantes llegan a las urnas este domingo ante una situación económica volátil. Los últimos días tuvieron un clima de nerviosismo en los bancos y entidades financieras, ya que el público concurrió masivamente a comprar dólares para cubrirse, ante los rumores de una eventual nueva devaluación del peso.La moneda se depreció un 70% desde enero de 2018. La semana pasada, el tipo de cambio era de $60,73 por dólar, pero este viernes se ubicó en $64,51, lo que implicó una baja de 5,86% al cierre del horario bancario.Por estas horas, unas 60 mil personas trabajan en la logística y unas 100 mil en el operativo de seguridad para que el proceso electoral se desarrolle con normalidad. Luego de dos debates presidenciales obligatorios, miles de horas de campaña audiovisual y actividades partidarias en las calles, la suerte está echada para los candidatos y las fuerzas políticas en pugna.Adrián EscandarSeguí leyendo:Dónde voto: padrón electoral para las elecciones presidenciales de octubre 201910 datos que no sabías de Mauricio Macri10 datos que no sabías de Alberto Fernández

Fuente

10 datos que no sabías de Mauricio Macri

Macri en el acto de campaña en Barrancas de Belgrano a fines de septiembre, cuando arrancó con la campaña del “Sí, se puede” en busca de su reelección.Si bien el Presidente Mauricio Macri saltó a la escena pública cuando decidió competir para jefe de Gobierno porteño por primera vez en 2003, para luego acceder a ese cargo cuatro años después, hay varios aspectos de su vida personal y política no conocidos . De cara a las elecciones en las que busca dar la batalla para ser reelecto en la Casa Rosada, Infobae realizó un repaso de varios de ellos.1. Discriminado en el NewmanMacri como alumno del Newman, un colegio privado de la zona norte elegido por un sector de alto poder adquisitivo.En el exclusivo Colegio Cardenal Newman al que fue la primaria y secundaria, sus compañeros de clase alta lo discriminaban al comienzo por el origen italiano de su padre y lo consideraban “hijo de un tano cocoliche”. Sin embargo, fue el único de sus hermanos que terminó sus estudios en ese colegio bilingüe de curas irlandeses de la zona norte, elegido por un sector tradicional de la sociedad de alto poder adquisitivo. El Presidente forjó varias de las amistades que hoy integran su círculo íntimo y de confianza en el Gabinete.2. Sus ausencias como diputado nacionalComo diputado nacional electo en 2005, fue criticado por sus reiteradas ausencias en el CongresoMacri fue electo en 2005 diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires en representación de Propuesta Republicana, una alianza que había conformado con el economista Ricardo López Murphy. Durante 2006, alternaba su actividad como legislador con la presidencia de Boca Juniors y fue criticado por su esporádica presencia en el recinto. En 2007, en campaña para ser jefe de Gobierno porteño, estuvo ausente en todas las sesiones y votaciones. Se defendió afirmando que el Congreso “es un sitio en el que no se debaten ideas, las leyes son paquetes cerrados que envía el oficialismo y los legisladores son solo levantamanos”.3. Multas a los funcionarios por llegar tardeMacri fue jefe de Gobierno porteño entre 2007 y 2015, por dos mandatos consecutivos, antes de acceder a la Presidencia.Como jefe de Gobierno porteño, Macri sancionaba a los ministros de su gabinete que llegaban tarde a las reuniones. El monto de la multa variaba según la gravedad de la tardanza. Él mismo se encargaba de recolectar el dinero en persona y lo recaudado era destinado a entidades de bien público. En su entorno aseguran que se trataba de una vieja práctica que aplicaba en la Fundación Creer y Crecer, think tank del PRO.4. Problemas de dicciónA partir de ser candidato a jefe de Gobierno, por primera vez en 2003, tuvo que mejorar su dicción (NA/Daniel Vides)Por consejo de su fonoaudióloga, Macri tuvo que morder lapiceras y lápices para mejorar su dicción, uno de los principales problemas que tenía en sus discursos. Fue por consejo de su asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba. También tuvo que re-entrenar su entonación y su postura, y sacarse el bigote para ablandar su imagen política.5. Armonizadora budistaSegún contó el propio Macri, se acercó al budismo en un momento en que se sintió “muy agredido” por el kirchnerismo.El Presidente tiene una armonizadora budista que lo ayuda a equilibrarse. “Hace unos años, cuando al entrar en política me encontré este mundo de la agresión en el que el enemigo es aquel que piensa distinto de parte del kirchnerismo, un colaborador me propuso por qué no incorporaba una armonizadora budista, que me iba a hacer bien. Y me hizo mucho bien. Me ayudó a conocerme a mí mismo mucho más, a liberar energías. La armonización me hizo mucho bien. Es una líder budista que te ayuda a reflexionar y después te genera a través de los cuencos tibetanos y de los gongs una capacidad de adentrarte en vos mismo y de conectarte con áreas tuyas de tu cerebro que tal vez no utilizás”, contó en una entrevista con la periodista Magdalena Ruíz Guiñazú.6. Terapia grupal con empresarios y políticosMacri recurrió a un coach emocional para aprender a reforzar su liderazgo y “sobrellevar” el poder sin enfermarseEl actual Presidente asistió a sesiones de terapia grupales con el coach polaco Alberto “Tito” Lederman para trabajar el “lado emocional del poder”. Este discípulo del epistemólogo argentino Gregorio Klimovsky es uno de los más requeridos por empresarios y dirigentes políticos para trabajar la expansión de sus empresas o proyectos políticos. De sus sesiones participaron varios dirigentes del PRO, según reveló la periodista Laura Di Marco en su libro Macri.7. La influencia de la filósofa de origen ruso”La rebelión de Atlas”, el libro que lo introdujo al mundo filosófico y literario de Ayn Rand.Sus ideas están fuertemente influidas por la filósofa de origen ruso Ayn Rand, que promovió la intransigencia de las creencias individuales, el elogio de lo que llama “egoísmo racional” y desarrolló un sistema filosófico conocido como objetivismo”. Rand defendía el individualismo y el capitalismo laissez faire, argumentando que es el único sistema económico que le permite al ser humano vivir como tal, es decir, haciendo uso de su facultad de razonar.​ Esta escritora de origen judío, nacionalizada estadounidense, es autora de las novelas La rebelión de Atlas y El manantial, dos textos que impactaron fuertemente a Macri.8. Sus libros favoritos El Presidente con el escritor peruano Mario vargas Llosa, autor de uno de sus libros favorito, “La Fiesta del Chivo” (Foto: Presidencia)Además de los libros de Ayn Rand, entre sus favoritos también están Esta noche, la libertad, una biografía de Gandhi de Dominique Lapierre y Larry Collins; Cometas en el Cielo, la novela del afgano Khaled Hosseini; La Fiesta del Chivo, del escritor peruano Mario Vargas Llosa, y La sonrisa de Mandela, de John Carlin. Macri, quien es un admirador del líder negro sudafricano, recibió el año pasado en Olivos a este periodista inglés que estuvo como corresponsal varios años en Sudáfrica.9. Fanático de las series Macri con Rodríguez Larreta y Campanella, director de una de sus películas favoritas (NA/Nahuel Padrevecchi). (foto nahuel padrevecchi-gv/GCBA/)Desde la irrupción de Netflix, se confiesa fanático de las series y admitió que resignó mucho del tiempo que le podía dedicar a la lectura por este motivo. Una de sus preferidas es la británica Peaky Blinders. En cuanto al cine, su favorita es la argentina ganadora del Oscar El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, activo defensor del gobierno de Macri en los medios y redes.10. Adicto a los dulcesEl Presidente, relajado, con su tercera esposa Juliana Awada y su hija menor, Antonia.Una de sus comidas favoritas son las milanesas con papas a caballo. Sin embargo, lo que más le gustan a Macri son los postres y los dulces. Dos de sus predilectos son el flan y el panqueque de dulce de leche. Amante del deporte toda su vida, es un militante antitabaco. Y si bien siempre fue abstemio, confesó que su esposa, Juliana Awada le hizo “tomar cada tanto” una copa de vino.Seguí leyendo:10 datos que no sabías de Alberto FernándezEl lado desconocido de los candidatos presidenciales, según sus amigos

Fuente

Macri pidió que el futuro del trabajo se discuta en la campaña y afirmó que Argentina debe seguir integrada al mundo

Mauricio Macri encabezó un acto en la UBAEl presidente Mauricio Macri abogó hoy por la “igualdad de oportunidad para todos los jóvenes” de la Argentina, para lo cual es necesario desarrollar la conectividad a través de Internet, porque “una educación de calidad debe tener las herramientas del siglo XXI”. Lo hizo al encabezar un acto en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, donde se anunció la incorporación de esa universidad al Plan de Conectividad Escolar.Entre otros conceptos, el mandatario señaló la necesidad de que se discuta en la campaña electoral sobre “el futuro del trabajo”, ligado a la innovación tecnológica. Y señaló que ese futuro se va a “construir con más claridad y mucha más certeza, integrados al mundo, y no aislados”.“Juntos podemos hacer mucho más que en las últimas décadas”, expresó. Noticia en desarrollo

Fuente

Para Lavagna, el nuevo desembolso del FMI llegará después de las elecciones

El candidato presidencial de Consenso Federal asegura que los US$ 5.4000 millones “no tienen que ser para que se sigan fugando capitales”.

Fuente