La sociedad caníbal al volante

Primero fue la agresión brutal de un conductor particular sobre un taxista, que quedó en coma y murió a los pocos días; las cámaras de seguridad del lugar mostraron una golpiza despiadada e irrefrenable. Se sabría después que el agresor tenía antecedentes de violencia: años atrás le había roto la mandíbula a un amigo. No había pasado todavía el impacto por el caso, cuando en una secuencia demoledora un joven de 28 años, con 2,14 gramos de alcohol en sangre -lo máximo permitido es 0,5- embistió con su auto a un ciclista, siguió su marcha enloquecida y chocó de atrás a un auto detenido. Trascendió que el auto tenía acumulados $140 mil en multas por exceso de velocidad. El hombre que iba en bicicleta quedó internado en estado gravísimo.

Mirá también

Mirá también

La declaración del conductor que atropelló al ciclista: “Para mí, jamás agarré una bicicleta, si no hubiese frenado”

Con diferencia de apenas días, estos hechos están lejos de ser una excepción y, con consecuencias más o menos fatales, son parte ya de la crónica diaria. Lo de fatales es una definición que está por verse: aun cuando un herido sobreviva, su vida, tal como la conocía hasta ese momento, cambiará en muchos casos dramáticamente; y lo hará aun cuando, en el mejor de los casos, las secuelas no sean permanentes y siga agradeciendo haber salido vivo. De acuerdo con el Observatorio de Seguridad Vial de la ciudad de Buenos Aires, en 2018 creció un 35% el número de peatones muertos en accidentes de tránsito respecto al año anterior. Una nota de Clarín dio cuenta del aumento, en los últimos meses, de la asistencia a los talleres de convivencia urbana del Gobierno porteño, que casi triplicó sus horarios para satisfacer una demanda en alza: de tres cursos semanales debieron pasar a ocho. Llamados informalmente “Relatos salvajes”, a estos cursos asisten quienes tienen que cumplir una probation por haber protagonizado alguna situación violenta desencadenada por un ataque de furia.Lo que pasa en la calle no es más que el reflejo del modo en que vivimos. De cómo nos relacionamos, de cuánto nos importa el otro, de qué grado de empatía somos capaces de sentir, de cuán preparados estamos para convivir con semejantes, prójimos, otros, parecidos o diferentes, pero con los mismos derechos que nos asisten. Da la impresión de que se hubieran perdido ciertos filtros inhibitorios o regulatorios de las emociones, de modo tal que parece natural liberar la ira, pasar por encima del de al lado, llevarlo por delante literal y metafóricamente, conjugando apenas la primera persona del singular, un yo que excluye a todo el resto, como si el otro no existiera. O existiera apenas en la medida en que sirva a algún interés, necesidad o propósito, volviéndose descartable cuando eso se haya colmado. Una sociedad narcisista y carente de empatía.

Mirá también

Mirá también

Revés judicial para el karateca que asesinó al taxista

En el tránsito todo se potencia. Distintos trabajos e investigaciones sobre seguridad vial suelen hablar de conducción antisocial o conducción agresiva, y citan un informe de dos psicólogos estadounidenses, Tillman y Hobbs, que en 1949 compararon antecedentes personales de taxistas, protagonistas o no de accidentes. Detectaron que el 66% de los accidentados habían tenido algún problema legal, procesos judiciales o deudas impagas, frente al 9% de quienes no habían sufrido accidentes, que a lo sumo tenían deudas pendientes.“Puede decirse -concluyeron- que la persona conduce de la misma manera en que vive. Si su vida personal está guiada por la precaución, tolerancia, prevención, atención hacia los demás, entonces conducirá de la misma forma. Si estas características no están en su vida personal, entonces su conducción será agresiva y a la larga tendrá más accidentes”. Por esta razón los estudiosos del tema insisten en un punto: aprender a manejar es mucho más que saber estacionar o dominar los cambios. Tiene que ver con la educación, debe empezar desde los primeros años de vida, y tiene que incluir conceptos básicos como el respeto por el otro, la empatía y el saber que los derechos propios terminan donde empiezan los de los demás. Algo así como las bases de una sociedad civilizada.

Fuente

Retorno al pasado

Uno de los elementos más llamativos (¿irónicos, divertidos?) en la actual campaña es la utilización de cierta retórica de los 60 y 70 en los enfrentamientos entre el oficialismo y el kirchnerismo. Nadie entiende bien a qué viene aquel léxico y qué tiene que ver con las inquietudes actuales de la gente, pero lo cierto es que reapareció. No llegaremos a los extremos de “lacayos de Moscú”, “el trapo rojo” o “los bolches” –y los contraataques como “reaccionarios” o “fascistas”- pero lo cierto es que resulta extraño en esta época. Más aún desde que el Muro de Berlín fue derribado hace exactamente tres décadas y, poco después, se llevó puestos a la todopoderosa URSS y al bloque socialista por completo. Pichetto llamó “marxista” a Kicillof y éste, enseguida, tomó distancia de su pasado juvenil y se autodefinió como “peronista y keynesiano”. Ahora, de paso por Mar del Plata, la ex presidenta Cristina Kirchner disparó sobre el gobierno macrista: “Soviéticos son estos, un régimen donde la gente no puede comprar lo que quiere o la cantidad de quiere”. Una acusación ciertamente confusa, en la que también intercaló alusiones a la película “Good Bye, Lenin” (que en realidad, no tenía mucho que ver, se trataba de una sátira de aquel régimen pero ambientada en la Alemania del Este, y no en la URSS).

Mirá también

Mirá también

La polarización puede definir todo en octubre

Camino a las elecciones

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_caminoelecciones”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_caminoelecciones”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Antiguedades soviéticasA quince minutos de la Plaza Roja en el fenomenal subte moscovita se encuentra la estación Partizanskaia. La domina una monumental estatua de una de sus tantas heroínas de la Segunda Guerra Mundial. Y pasos de esa estación se encuentra en Parque de Izmaílovo. No figura en las principales guías turísticas como serían la calle Arbat o el Parque Gorki, ahora que Moscú está de moda. Pero cuenta con unas calles y negocios al estilo San Telmo. Para los nostálgicos de aquellos tiempos soviéticos, sería el paraíso: uniformes, gorros, posters, pinturas, soldaditos de plomo, remeras y cuánta reliquia a uno se le ocurra. Recomendable.

Fuente

El Gato y Tío Alberto, por la 10 en la espalda

Antes que nada quisiera pedirle a los políticos que ayer salieron a festejar el Día del Amigo que por favor no suban a las redes sociales esas clásicas fotos de amigotes abrazados alrededor de una mesa porque, como viene la mano últimamente, las van a tener que borrar mucho antes de lo que se imaginan.¿Cuánto creen, por ejemplo, que va a durar la amistad de Massa con los candidatos de La Cámpora en el futuro bloque de diputados del Frente para [email protected] después de que asuman? ¿Una semana? ¿Dos? ¿Seis, siendo generoso?¿Y esta flamante amistad entre Adolfo Rodriguez Saá y el presidente Macri? ¿Se termina antes o después de marzo?Mejor hagan como Tío Alberto que seguramente anoche festejó el “día del amigo temporario” con Cristina, con Máximo y con Larroque pero escondió la foto para evitar futuros disgustos.Fernández ya está aprendiendo que todo aquello que diga, publique o escriba en el presente va a estar esperándolo inexorablemente agazapado en el futuro para caerle como un piano en la cabeza, por haber sido tan maula. No es una máxima del Martin Fierro, pero podría serlo.Dicho esto vamos a lo importante.Da gusto vivir un proceso electoral intenso y apasionado. Con candidaturas fuertes y con resultado incierto pero con la tranquilidad de saber que, gane quien gane en octubre, se respetarán los contratos y los acuerdos, se mantendrán los grandes lineamientos de políticas públicas y, por sobre todo, se fortalecerá el sistema democrático y el orden republicano. Y así será, independientemente de que el resultado consagre presidente a Martínez, a Lacalle Pou o a Talvi. Allá en Uruguay, claro.Acá no. Acá en octubre nos jugamos la vida. A todo o nada. ¿República occidental o delirio bolivariano? ¿Déficit cero o Fútbol para Todos? ¿Chambones bailando bajo globos amarillos o cadenas nacionales con el dedito en alto? Somos casi cincuenta millones de ñatos con los nervios destrozados, todos puteando al borde del abismo y agarrados de la cornisa con uñas y dientes. Como siempre.La esencia de la disputa nunca se modificó y es la misma desde el día que asumió Macri: por un lado el Gato y por el otro Cristina, en esta ocasión disfrazada de Tío Alberto.Como disfraz, no está mal. En la última elección escondió el Rolex de brillantes y se disfrazó de señora humilde con ropa usada comprada en una feria americana para simular que había cambiado. Al pedo porque igual perdió como en la guerra contra Esteban Bullrich y Gladys González.Veremos como le va ahora con esta nueva estrategia pergeñada en los arrabales del Instituto Patria con todo su equipo de campaña. Completo. A full. Los tres: la Madre, el Hijo y el “Espíritu Santo” por llamarlo a Parrilli de una manera más digna que a la que lo tienen acostumbrado.Al final sigue siendo una pelea entre Cambiemos (o Juntos por el Cambio) y el kirchnerismo (o el Frente de Todoaexs$X) por ver quién se queda con la camiseta Nº 10 y la cinta de capitán.Macri está acostumbrado a llevar la 10 desde hace rato. No sólo ahora como presidente sino desde siempre porque en su vida personal es el dueño de la quinta, de la cancha, de la pelota, del equipo, del asado, de los chori y de los merenguitos con dulce de leche. Todos juegan para él y no le sacás el puesto ni a palos.En cambio, Tío Alberto pelea por ponérsela en diciembre pero no la tiene fácil. Todavía no pudo ni ponerse la 10 de su propio equipo. En el fondo, todos sabemos que en el Frente para [email protected] la cinta de capitana la lleva otra. He ahí su primer problema.Aunque la tentación de quedarnos con la parte burda de la campaña es grande deberíamos evitarlo. No nos detengamos en Macri bailando en el andén con los cepillos lavatrenes, ni en las mandarinas de Kicillof, ni en las desafortunadas frases que a diario escuchamos de Vidal, Tío Alberto, Bullrich o Máximo. Pasemos de todo eso y vayamos a lo importante.Tampoco nos metamos en el debate de fondo porque si nos ponemos a pensar que de un lado están los que declararon al Hezbollah como organización terrorista y del otro está el candidato presidencial que escribió que su compañera de fórmula y capitana firmó un memorándum para encubrir a los autores del atentado, entonces se acaba el debate en un minuto. No hay discusión posible.Pero seamos piadosos y hagamos como que Tío Alberto nunca escribió lo que escribió sobre el Memorándum, aunque esta no sería la semana más indicada para hacernos los boludos.Entre Macri bailando y haciéndose el gracioso y el kirchnerismo eludiendo el repudio al Hezbollah, hay vida en el medio. Hay temas para debatir.Por ejemplo, tanto Tío Alberto como su coequiper se la pasan diciendo que la deuda que el gobierno contrajo para financiar gasto y evitar el default, en realidad es dinero que se usó para fugar. ¿Qué sería “fugar” dinero? Veamos.Supongamos a un argentino acomodado que le va fenómeno y gana 90 lucas brutas por mes. Paga 30 de impuestos, gasta 30 para vivir y guarda otros 30 para el porvenir. Obviamente, en un país que tuvo cinco monedas distintas entre 1969 y 1992, y que su billete más popular valía 100 dólares cuando salió y ahora vale 2,25, difícilmente se puede ahorrar en pesos. O sea, el tipo compra dólares.Con las 30 lucas el tipo va a la ventanilla del banco y hoy compra 680 dólares. Es legal. Se los compra con su guita limpita por la que ya pagó todos sus impuestos.Si es un valiente que confía en el sistema bancario argentino los deja depositados en la caja de ahorro y se va a su casa con el culo a cuatro manos. O sea, los dólares quedan dentro del sistema. No “fugan”.Con cualquier otra opción, los dólares salen del sistema, o como dicen Los Fernández, “se fugan”. Da lo mismo el destino. Mesa de luz, bolsillo de campera vieja que nadie revisa, lata de galletas, colchón, pozo en jardín del fondo, caja de seguridad en su casa, caja de seguridad en el banco, cuenta en Uruguay, cuenta en EEUU, fideicomiso financiero en Seychelles, y así hasta el infinito. Todos estos casos están igualmente afuera del sistema pero es legal.Sin embargo, Cristina y Tío Alberto lo denominan “fuga de capitales” e insinúan que de allí saldrá el dinero que necesitan, si ellos vuelven al Patio de las Palmeras para liberarnos.¿Esta propuesta es buena o mala? Depende. Si usted no encanutó ningún dólar, no debería calentarse.Pero si usted en 2016 tenía 60.000.000 de pesos en el banco de la esquina y por temor a las políticas de Macri decidió comprar 4.664.000 dólares y guardarlos en la caja de seguridad de su hija, debería preocuparse. O cerrar el pico. O ser más serio. O rezar para que nadie se acuerde que el 6 de julio de 2016 Cristina declaró: “dolaricé mis ahorros porque no sé que hace esta gente con la economía” (posta textual).Cuando Cristina puso los dólares en la caja de seguridad “fugó la guita”, de acá a la China. Una precursora en la fuga de capitales de la Era Macri. Mejor ni preguntemos por la Era CFK donde se fugaron 82.000 millones de dólares (62.000 en el primer mandato y 20.000 en el segundo por el cepo).Como ve amigo lector, si uno se corre del escandalete diario, hay mucha cosa seria para debatir.En síntesis, la 10 no es para cualquiera. La usa Macri y la quiere Tío Alberto. Se la vimos al Diego y a Leo. De los que yo vi jugar, también la usaron Sinatra y Paul.El viernes se nos fue un maestro que la llevó por años: Cesar Pelli. Y ayer recordamos al único que se quedó con la 10 en la espalda de aquí a la eternidad: Neil Armstrong. El más grande, lejos.

Fuente

La AMIA, Hezbollah y el populismo latinoamericano

Una temporada en el infierno siempre es eterna. La AMIA estalló en un instante hace 25 años. Pero es un terror que persiste. Es una cicatriz perenne. Nadie pagó las culpas del horror y eso ahonda la tragedia.Argentina fue elegida como blanco de Hezbollah por las fronteras vulnerables, por la precariedad de la justicia, y por la mala fe, la ineficiencia de muchos con poder. La organización terrorista casi corona el amplio éxito de sus suicidas con la firma del Pacto con Irán por el cual el país agredido, nosotros, ofrecíamos impunidad a nuestros agresores.La ideología de la muerte propagada por el radicalismo islámico arraiga en diversos referentes intelectuales. Sayyid Qutb fue un egipcio muy trascendente. Elaboró y difundió esa pasión nihilista por destruirlo todo. Había nacido en El Cairo en 1906. Su filosofía es simple y de efectos devastadores. Para él, todas las leyes están escritas en El Corán, de forma tal que se trata de cumplir al pie de la letra la Sharia, la ley islámica. Señala que quien no cumpla con rigurosidad esas enseñanzas férreas no es un buen musulmán y merece el Takfir, la maldición y la expulsión de la comunidad de los feligreses devotos. Concibe la Yihad, cuyo significado primordial es “pugna contra un mismo”, para no ceder a las tentaciones de los infieles, en una batalla abierta y literal para imponer la verdadera ley de Dios.

Mirá también

Mirá también

¿Está mal llamar terrorista a Hezbollah?

Sayyid fue encarcelado y luego ejecutado por orden de Gamal Abdel Nasser, el líder egipcio, nacionalista, panarabista pero distante del misticismo de Sayyid Qutb, quien a pesar de eso sobrevive como mentor intelectual del yihadismo mundial.Otro predicador “exitoso” de esa guerra universal fue Abdulah Yussuf Azzam, un jordano palestino que fue maestro y médico de Osama Bin Laden. También lo llaman el “padre de la Yihad Mundial”. Azzam y Osama fundaron Al Qaeda. Azzam era un teólogo radical, un recaudador eficiente y también un organizador de la logística de los atentados. Recomendaba el TNT como detonador básico para grandes explosiones. Es el inspirador de la exportación del Islam radical por la vía de los atentados más allá del Medio Oriente. Una de sus frases de cabecera expresión su pensamiento: “Una hora en el sendero de la Yihad vale más que 70 años de plegarias en nuestra casa”.Azzam fue asesinado tras un atentado en Pakistán, por otros yihadistas que cuestionaban su liderazgo. No todo es paz hacia el interior del islamismo radical. Al contrario.

Mirá también

Mirá también

Atentado a la AMIA: hace 16 años una pista ya apuntaba contra El Reda, el terrorista sancionado por EE.UU.

Para un yihadista la democracia es Haram: pecado. Debe combatir cuerpo a cuerpo si es necesario contra todo demócrata.El martirio, el suicidio y la lucha armada son la bendición de los muyahidines, los combatientes de Dios, que alcanzan el paraíso si, por ejemplo, si inmolan suicidándose y haciendo volar la AMIA.Sayyid Qutb y Yussuf Azzam eran sunitas. Pero Hezbollah es shíita. Subordinan la Yihad, al comando del Estado Teocrático de Irán. Los jefes máximos son los Imanes que pregonan la destrucción del Estado de Israel y la guerra contra todos los cruzados (los cristianos) y contra todos los infieles en general. Esa religión de Estado se asume terrorista desde el brazo armado de Hezbollah, que controla el Sur del Líbano y que extendió su largo brazo hacia Buenos Aires atentando contra la Embajada de Israel y contra la AMIA.Hezbollah operó y opera desde la Triple Frontera. Allí, aquí nomás, el clan Barakat triangula dinero lavado, favorece el contrabando, el narcotráfico, envía fondos a las milicias que controlan el Sur del Líbano y que planean atentados en todas partes.

Mirá también

Mirá también

Quién es El Reda, el terrorista que desenterró detonadores en el Parque Centenario para volar la AMIA

Irán se infiltró y se vinculó estratégicamente con el populismo latinoamericano.Uno de los hombres fuertes del régimen de Nicolás Maduro, Tarek Al Aissami, es el embajador de hecho de Hezbollah en Venezuela. Es un narcotraficante a gran escala según los Estados Unidos, y es quien cimentó el profundo vínculo entre Teherán y Caracas, y desde allí su expansión a otros países de Latinoamérica, como la Argentina.Hay una caja de Pandora que todavía no se abrió y que resguarda, mientras Maduro continúe en el poder, la hondura real del eje Caracas – Buenos Aires-Teherán durante la era K. Hay más negocios e intercambios que los conocidos hasta ahora.

Mirá también

Mirá también

Paso a paso, la historia secreta del ataque a la AMIA: los otros objetivos descartados, la logística y comando suicida

En 2010 el gobierno de Barack Obama definió a Hezbollah como el “grupo terrorista con mayor capacidad técnica del mundo”.La decisión argentina en sintonía con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo de definir a Hezbollah como un movimiento terrorista es contundente. Otros 20 cancilleres latinoamericanos apoyan esa posición.Los líderes del Partido de Dios ya han tomado nota del nuevo bloque auspiciado por los Estados Unidos y por Argentina.Hay un otro escenario.Y un gran interrogante.¿Cuales serán los próximos movimientos de Hezbollah?Sus jerarcas son astutos, enigmáticos e inquietantes. Sus militantes están presentes en Latinoamérica.Y son un peligro.

Fuente

La Reparación Histórica implica renunciar a derechos que son irrenunciables

Recientemente, la ANSeS ha fijado afiches en la vía pública induciendo a que los jubilados sean asistidos en las tramitaciones por Internet para acogerse al denominado régimen de Reparación Histórica. Injuria gratuita por un lado, que toma a todos los jubilados como lelos. Y fatua soberbia por otro, que supone que quienes maneja n una computadora están capacitados para conocer y distinguir los legítimos derechos de los jubilados.Antes de recurrir a la ayuda de mi nieta para este tipo de trámite, tendría que explicarle que un jubilado que trabajó y aportó en tiempo y forma al sistema durante toda la vida laboral, financió su propia jubilación. Que la jubilación debe ser un razonable sustituto del haber que percibiría de mantenerse en actividad, y que debe guardar relación con los aportes efectuados, y conservarse así durante toda la vida del jubilado y sus derechohabientes.Que la denominada Reparación Histórica implica renunciar a derechos que son irrenunciables, como es el de recurrir ante la Justicia y que a mí, que aporté durante 47 años al sistema, que con 83 años de edad nunca hice juicio por reajuste de haberes, me incrementaron en forma espontánea durante 17 meses la jubilación por dicho concepto, y del mismo modo la redujeron porque no acepté esa aberrante renuncia de derechos, configurándose un procedimiento burdamente arbitrario, reñido con un elemental concepto justicia y de derecho.Y, finalmente, tendría que explicarle a mi nieta, porque aunque está por terminar la universidad no lo incluyeron en sus planes de estudio, que allá por el año 400 de nuestra era, uno de los grande filósofos dijo que los pueblos sin justicia no son sino execrables latrocinios.Si explico todo esto a mi nieta, seguramente no me ayudará con la Reparación Histórica, y tampoco sería motivo de orgullo para mi que lo hiciera.Ricardo Cami[email protected]

Mirá también

Mirá también

Mi abuela tiene 98 años y PAMI no le da la internación domiciliaria

Voces, reclamos y esperas de jubilados Tengo 81 años, y por surte me puedo movilizar solo, y cobraba en un banco la jubilación. Pero me cambié y pasé a cobrar en el nuevo a partir de mayo de este año. Había cobrado mi jubilación en el banco primitivo el 28 de abril, pero el 11 de junio es debitado de mi cuenta el importe total que me habían abonado, con esta nota: “Dev. Ben. Impagos ANSeS”. Ahí empezó mi calvario. Fui dos veces al banco y dos veces también a la ANSeS, hasta que descubrieron que no me habían pagado por un error de ese organismo, me mandan a un teléfono a pedir turno para el repago, me conecto y me dicen que se cayó el sistema, y que lo solicite por la página de la ANSeS. Ya en mi casa, me metí en la Web y para poder seguir me piden usuario y clave de seguridad, y no indican cómo se logra. Intentó hacerlo un nieto y tampoco lo logró. Conseguí por fin el turno a través de un teléfono que apareció en un rinconcito de la página para el 30 de julio, en una oficina que está en Flores, a una hora de mi casa. Conclusión, la página de la ANSeS está hecha para abogados que siempre lucran con las incapacidades ajenas. La ANSeS se beneficia con estas retenciones de fondos que sumadas pueden ser importante en una época con tan alta inflación. Si tuviera que movilizarme en taxis, el costo sería mayor al 15% de lo que estoy reclamando y no incluyo el valor de mi tiempo perdido.Juan C. Moscatelli[email protected]

Mirá también

Mirá también

Pido la derogación de la ley 15.008 de la Provincia de Buenos Aires

Estoy jubilada por el Instituto de Previsión Social de La Plata. Hasta el año pasado, el aumento de sueldo de acuerdo al cronograma pautado se hacía efectivo a fines de julio, con retroactividad a partir de marzo. Pero compruebo que este año, sin previo aviso, se decidió otorgar el retroactivo a partir de mayo. Vale decir que nos han quitado dos meses de aumento. Me pregunto, ¿qué otra nefasta medida nos espera? ¿Por qué castigan en forma permanente a la clase pasiva, sabiendo que poseen impostergables necesidades por su vulnerabilidad, y a sabiendas de que es el único recurso -exiguo ya- con el cual cuentan en sus últimos años? Pretenden seguir adelante pisando cabezas? ¿Desidia o maldad?María Farsetti[email protected]

Mirá también

Mirá también

“Basta de aumentar impuestos a los jubilados sin generar riquezas”

Con 42 años de aportes me jubilé en 2004 con el 45 % de mi sueldo. En 2008, hace ya 11 años, reconociendo que mi jubilación era una injusticia total, inicié un juicio para lograr la recomposición de mi haber jubilatorio. Luego de distintos fallos judiciales que determinan que mi haber mensual era incorrecto, y que no corresponde liquidarme el Impuesto a las Ganancias, se hizo con mi sueldo todo lo contrario a los dictámenes de los jueces: se me descuentan Ganancias y me aplican la ley de “los topes”, también llamada “Ley de Solidaridad Social”, Nº 24.463 – art.9, aprobada con gran revuelo en diciembre de 2017, por la cual se me descuenta mensualmente más de un sueldo mínimo para darle a otro jubilado que nunca hizo aportes.¿Es posible que los jubilados no tengamos ni siquiera alguien que nos represente ante el Gobierno? La ANSeS se vuelve contra nosotros para “revisar” los juicios ganados, en mi caso el expediente Nº CSS 045856/2008, cuya liquidación volvió para ser “revisada” y con ello postergar indefinidamente el retroactivo que nunca cobré. Somos más de 200.000 jubilados que casi no tenemos vida para soportar esta injusticia. Ni siquiera los políticos nos nombran para prometernos lo que nunca cumplirán.Alba Rossi[email protected]

Mirá también

Mirá también

¿De qué le sirve a un jubilado tener un crédito de su propia plata?

En los últimos 4 o 5 años, IOMA ha reducido considerablemente sus prestaciones, aún cuando mensualmente ingresan por pago cautivo de sus afiliados alrededor d $ 1.000 millones. Soy afiliado desde 1971 y actualmente me descuentan $ 5.000 por mes y una proporción del haber jubilatorio en los dos aguinaldos. Le solicito a la gobernadora Vidal una urgente intervención y auditoría para establecer con transparencia el destino q se le da a esa montaña de dinero.Rodolfo Oliva[email protected]

Mirá también

Mirá también

Moratoria para la jubilación de mujeres: quiénes pueden acceder al beneficio

Somos un matrimonio de 68 y 76 años de edad, que vivimos alojados en un departamento concedido en préstamo por un familiar y del que nos hacemos cargo con nuestras jubilaciones de los gastos, y por circunstancias de la vida hemos enfrentado gastos de salud, medicamentos, etc. de otros familiares de menores recursos y ya fallecidos. Nosotros carecemos de propiedades. Días pasados, recibimos Carta de EDEA, a los efectos de legalizar la titularidad del servicio, tema que ya fue solucionado. Pero ha quedado en evidencia que propietarios e inquilinos,en aras de pagar tarifa social, tengan la edad que tengan, no han procedido al cambio de titularidad de los servicios, beneficiándose con ello y dañando a personas de edad de verse impedidos de recibirlo por usufructuarlos otras personas. Es mucha la gente que esta usufructuando la tarifa social que nos correspondería a nosotros y a varios cientos de o miles de jubilados en todo el país. No sabemos adonde recurrir para hacer esta denuncia, pero es el único medio en que confió.Ana M.Montenegro [email protected]

Fuente

Atentado a la AMIA, 25 años: ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?

Esa horrorosa y capciosa pregunta es formulada a viva voz por Caín -a modo de respuesta sarcástica- frente al interrogante divino acerca del paradero de su hermano Abel, segundos después de haberlo asesinado.En el hebreo original del texto suena así: “¿Hashomer ají anoji?” siendo ese “anoji” el vocablo que se traduce como “yo”. La traducción es correcta a pesar de que existe otra palabra mucho más utilizada en el mismo texto bíblico para referirse a la primera persona del singular, que es “aní”.Créanme que esta disquisición lingüística es casi tan inocente como Caín, porque nada casualmente aquel término hebreo (anoji) es usado por Dios para presentarse a sí mismo en el primero de los 10 Mandamientos al afirmar “Yo (anoji) soy tu Dios”. “¿Hashomer ají anoji?” ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?Así respondió Caín a Dios, Así respondemos sus herederos.No existe la hermandad, solo reina el terror.Nadie hace de guardián ni hay lugar para Dios.“Anoji” soy solo yo. Este párrafo fue cantado el pasado miércoles por la noche en el Teatro Colón como parte del tercer movimiento del concierto “Réquiem/Kadish” presentado por el diario La Nación en homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA ocurrido hace en nuestro suelo hace eternos 25 años.La exquisita música compuesta especialmente por Ángel Mahler, quien con su experimentada batuta dirigía a más de 80 virtuosos músicos, rodeaba de un modo conmovedor las casi 80 voces de los miembros del Coro Polifónico Nacional que intercalaban el hebreo y el castellano con una maestría absoluta.La emotiva presencia de los familiares de las víctimas, de la vicepresidenta y del presidente de la Nación -entre muchos otros invitados especiales-, colmaba la sala con un inusual halo de silencio mientras se nos volvían a apersonar de golpe (y sin anestesia) los victimarios.Recuerdo el momento exacto en el que escribí esas líneas. Los herederos de Caín se me aparecieron sin maquillaje, completamente desenmascarados en su constante avidez por ocupar el trono divino, por hacerse dueños de ese “anoji”, usurpando a través de la violencia más feroz un ámbito que se halla precisamente en el polo opuesto de sus pretendidos destinos.Cuando nadie hace de guardián de su hermano no hay lugar para Dios. Y los que –disfrazados de ideologías religiosas, políticas, sociales o económicas- persiguen acceder a lo total, al todo, son inexorablemente totalitarios. Y más tarde o más temprano terminan asesinando.Por eso el episodio bíblico de Caín y Abel es sencillamente magistral ya que si hay algo que la fraternidad requiere como condición imprescindible es acariciar la capacidad del compartir, del saberse más “parte” que “todo”, de percibirse más “socio” que “dueño”.Sucede que ese mensaje es definitivamente arrollador para quienes desde sus podios (cualesquiera sean ellos) postulan soluciones unívocas e indubitables, soluciones que siempre conllevan la desaparición de todo vestigio de existencia de aquellos que no necesariamente comparten tales postulados.Es curioso notar como ese virus del fanatismo prende en personas y en grupos que suelen presentarse como salvadores o como el único recurso posible para un futuro y maravilloso bienestar.Mientras tanto alejemonos de ellos y sigamos reclamando justicia, para que finalmente cada hermano cuente con lo que le corresponde. Para acercar la fraternidad en serio, ésa en donde somos guardianes y custodios de nuestros prójimos.Marcelo Polakoff es rabino.

Fuente

Boca y River, papelón for export

Hubo el botellazo de una bestia contra el micro de Boca que quería llegar a River por un camino equivocado y jugadores lastimados. Y vino el escándalo y la suspensión y el partido que se juega y no se juega y la Conmebol que sacó cuentas y al final lo mudó a Madrid.El bochorno le costó la cabeza a Martín Ocampo, que había pedido licencia como jefe de los fiscales para asumir como ministro de Seguridad y que ese sábado negro de noviembre se fue a descansar a Uruguay. Ocampo, que busca volver a la Legislatura porteña, es hincha de River pero su jefe político en el radicalismo es Daniel Angelici, el presidente de Boca. Ahí nunca hubo grieta.Un día antes del partido que no fue, fiscales de la Ciudad allanaron casas de barrabravas de River y en la del jefe Caverna Godoy secuestraron plata y cientos de entradas. Truchas pero no del todo truchas: habían sido impresas en el mismo club. Caverna llegó en medio del allanamiento, el fiscal Brotto lo saludó y lo dejó libre aunque tiene toda una vida ligada a la reventa de entradas y a la violencia en River. El jefe de Brotto, Luis Cevasco, es fanático de River. Han pasado casi nueve meses. Denunciaron complicidad con dirigentes. Hasta donde se sabe, no hicieron nada más.

Mirá también

Mirá también

Todo lo que ya pasó en el TAS y lo que puede pasar

Exportamos a España la final de la Libertadores y también exportamos las secuelas de la final: Boca y River ahora discuten en escritorios ante jueces del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) lo que ya quedó sellado en el campo de juego. Encima el presidente del Tribunal no habla español y ellos deben discutir en inglés y con traductores.En realidad exportamos la rivalidad entre dos clubes donde los hinchas no aceptan perder y donde los dirigentes viven prisioneros de ese mandato. River ganó la final pero Boca pide que River sea descalificado por su responsabilidad en los incidentes. Y pide que lo indemnicen por los costos de no haber ganado la Libertadores. Lucro cesante.Boca había presentado el reclamo a la Conmebol y la Conmebol lo rechazó. Dijo que la culpa fue de la Policía. Por reglamento, los clubes son responsables sólo dentro y en las inmediaciones de la cancha y la Conmebol consideró que los incidentes ocurrieron fuera de esos límites.

Mirá también

Mirá también

Los inoportunos colores del taxi en el que Daniel Angelici llegó a la audiencia del TAS

Boca apeló al TAS con el argumento de la responsabilidad objetiva: aunque la seguridad esté en manos de la Policía, el club es responsable por lo que hagan sus hinchas. Y dijo que ese mismo criterio usó la Conmebol para descalificar a Boca en 2015 en el segundo superclásico más famoso: el del gas pimienta.Llevar al extremo y al exterior esta rivalidad les cuesta una montaña de plata o de euros. Por los viajes de dirigentes y asesores, por los gastos de los tres jurados, dos de ellos puestos por los clubes, y por el contrato de estudios de abogados bien caros: Boca con uno de Barcelona, Pinto, Ruiz & Del Valle, y River con otro de Madrid: Senn, Ferro y Asociados.La foto de dirigentes argentinos enredados a 12 mil kilómetros de distancia recuerda a la de funcionarios argentinos despilfarrando fortunas en reuniones con nuestros vecinos uruguayos en Nueva York, en el mayor papelón diplomático del kirchnerismo. Una asamblea de vecinos de Gualeguaychú había anunciado un Apocalipsis ecológico sin pruebas y los Kirchner malvinizaron la denuncia llevándola a la OEA, el Banco Mundial, la mediación del Rey de España y la Corte de La Haya. Como en el Boca-River, cualquier acuerdo sensato podía ser asimilado a una traición.

Fuente

Atentado a la AMIA: ¿Verdad y Justicia… o Memoria?

Hace dos meses, casi 25 años después del atentado, el Tribunal que juzgó el encubrimiento concluyó: “el Estado Argentino ha reconocido su responsabilidad por el atentado que tuvo lugar en la sede de la AMIA/DAIA” (págs. 223/4, Sentencia 03/05/19).El gobierno y los partidos de la oposición ocultan esta conclusión, pretenden ignorar su significado y no hablan de las consecuencias que implica.Aunque los jueces se limitaron a juzgar los delitos que llevaron al encubrimiento, dejaron en evidencia lo grave de la participación del Estado en el atentado que excede la fabricación de pruebas, mentiras y el armado de una investigación y una causa judicial.Los equipararon a un crimen de Lesa Humanidad pero resolvieron con “una de cal y otra de arena”: condenaron al ex juez, a los ex fiscales, a los titulares de la SIDE y de las fuerzas de seguridad, pero liberaron a Menem y a Beraja, su socio político.La política de Macri va en contra de lo resuelto. En vez de profundizar la investigación en el sentido que expresa la sentencia, organiza una campaña de propaganda, nacional e internacional, junto al Congreso Judío Mundial, para decir que el atentado “está esclarecido” echándole la culpa a Irán y/o Hezbollah.¿Qué nuevas pruebas tienen los propagandistas contra Irán, cuando el juez de la causa AMIA, Canicoba Corral, dijo que “la pista iraní (es) una hipótesis todavía”? (Ámbito Financiero, 15/06/2014).Una primera conclusión: asistimos al final de un ciclo.Todos sabemos del compromiso del Estado argentino en el atentado a la AMIA, pero ya nadie espera que haga Justicia.Mientras los jueces reconocieron -aún de manera limitada- las responsabilidades del Estado nacional y sus funcionarios, el gobierno se pasea en eventos internacionales reclamando Justicia, haciendo responsable a cualquier otro país. No se propone esclarecer nada. Según Avruj, desde 2015 el gobierno está embarcado en “un camino sustentado en la memoria” (La Nación, 26/06/19).Una segunda conclusión: el concepto de Justicia no se basa en “Memoria”. Esto es lo opuesto a cualquier investigación judicial que se basa en pruebas. Siguen confundiendo a toda la sociedad.El secretario Avruj se esfuerza por presentar la nueva política del gobierno en el tema AMIA como un logro, cuando en realidad implica un retroceso del gobierno y de la Unidad Fiscal.Para profundizar una investigación es necesario abrir los archivos que, con distintas excusas, aún mantienen cerrados.Hace apenas dos años el gobierno pretendió poner esa documentación que es prueba en la causa AMIA y maneja la Unidad Fiscal, en manos de empresas privadas pantalla de la CIA y del MOSSAD. Se lo impedimos judicialmente, obligándolos a retroceder.Ahora, mientras siguen negándonos el acceso a ellas, quieren direccionar la investigación para “llenar casilleros en blanco”, según uno de los subordinados de Avruj (Clarín 14/07/19). ¿No es esto otro capítulo de la fabricación de pruebas que condenó el Tribunal hace pocos meses?A ello se suma que la Fiscalía AMIA está en manos de un fiscal part time que refuerza la teoría sobre la responsabilidad extranjera y desvalora lo producido por el GERAD, grupo que releva la documentación de la ex SIDE que sirvió de prueba en el reciente juicio oral.El Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, es el responsable del vaciamiento de hecho y hasta ideológico de la Unidad Fiscal AMIA.En estas condiciones, el gobierno pretende imputar a Irán mediante una Ley de Juicio en Ausencia, con el acuerdo de la DAIA y todos los partidos. A la ministra Bullrich se le ocurrió desempolvar la idea, argumentando “vamos a lograr por lo menos sentir que los pudimos juzgar” (La Nación 06/01/19). Cambiemos, el PJ y el kirchnerismo se alinean en una misma política internacional y exculpan al Estado argentino.Como parte de la campaña, el gobierno se comprometió con Estados Unidos e Israel a firmar un decreto que declara a Hezbollah como organización terrorista.En el contexto regional y a contramano de las resoluciones de Naciones Unidas y la Unión Europea -que no los acusa de terroristas-, usan el atentado a la AMIA como excusa para disolver la diferencia entre las políticas de Defensa Nacional y Seguridad Interior.Desconociendo su propio papel en el atentado a la AMIA, el Estado argentino se presenta como líder antiterrorista junto a Estados Unidos e Israel.Una conclusión final: 25 años después del atentado a la AMIA, la necesidad de abrir los archivos secretos y constituir una Comisión Investigadora Independiente para impulsar el esclarecimiento del crimen y el Juicio y Castigo para todos los culpables está a la orden del día.Este es el camino de Memoria, Verdad y Justicia para superar la impunidad que sufrimos los argentinos durante tantos años en democracia. Laura Ginsberg y Pablo Gitter son Integrantes de la Agrupación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA).

Fuente

AMIA ’94: la demanda de verdad y justicia, más vigente que nunca

Ante la cercanía de un nuevo aniversario del atentado a la AMIA, la demanda de verdad y justicia sigue más vigente que nunca. La verdad, sin embargo, la conocemos. Sabemos perfectamente como se planificó y ejecutó, paso a paso, el atentado y que  objetivos perseguía. Y existen, además, las pruebas que condenan a los autores intelectuales y materiales de este aberrante acto terrorista.Sabemos que fue el 16 de agosto de 1993, a las 16:30 cuando se decidió el ataque a la AMIA, en una reunión del Consejo Supremo de Seguridad Iraní, en la ciudad santa de Massadh, presidida por Alí Khamenei, lider supremo religioso y con la presencia del Presidente de la República, Alí Akbar Rafsanjani, el Ministro de Relaciones Exteriores, Alí Velayati, el Jefe de Inteligencia y Seguridad Mohamed Hijazi y Alí Fallahjian, Ministro de Información. Fue el Coronel Ahmed Vahidi quien hizo la propuesta formal del atentado, luego de escuchar a Ahmed Reza Ashgari y Moshen Rabbani en una extensa exposición donde dieron los detalles de las tareas de inteligencia y preparación desarrolladas para concretar el ataque.

Mirá también

Mirá también

Tres años antes de firmar el pacto por la AMIA, el gobierno de Cristina Kirchner intentó comprar un rompehielos ruso a Irán

Sabemos también que fue un miembro de Hezbollah, Ibrahim Hussein Berro, quien luego de ingresar al país por la Triple Frontera, apoyado por una célula de esa organización, tomó el control de la camioneta Traffic, debidamente acondicionada por los agentes iraníes, y se dirigió hacia la AMIA, haciéndola estallar e inmolándose.Sabemos todo eso y muchísimo más de la siniestra sociedad entre Irán y Hezbollah; sus modos operativos, sus empresas de cobertura, sus fuentes de financiamiento, su expansión en América Latina, entre tantas otras cosas.Y más allá que entre fines de 2014 y principios de 2015 el gobierno de la época intentó sustraer y destruir la información y las pruebas que se encontraban en el área de contraterrorismo de la Secretaría de Inteligencia, todo ese material ya estaba en conocimiento de terceros países, víctimas también del accionar terrorista, por lo que se había generado con ellos un fuerte flujo e intercambio de este material. Esto significa que nada de lo investigado se ha perdido, para pesar de los funcionarios que intentaron consagrar la impunidad de los autores de la masacre y la de ellos mismos.

Mirá también

Mirá también

Familiares de víctimas de la AMIA piden a los candidatos que se comprometan a mantener las alertas rojas contra iraníes

No obstante todo lo mencionado y más allá de los esfuerzos de jueces y fiscales, todavía no tenemos justicia. Por eso, para terminar de cerrar este tenebroso capítulo de nuestra historia reciente se impone desarrollar un plan de acción que contenga al menos los siguientes puntos: * Impulsar el juicio en ausencia para los autores de atentados terroristas.* Declarar a Hezbollah organización terrorista.* Apoyar a la justicia en su tarea de juzgar a los responsables de pretender encubrir y consagrar la impunidad de los autores del atentado.* Desclasificar el Informe AMIA producido por la Secretaría de Inteligencia en el año 2002, sobre el que se basó Alberto Nisman, la última y más reciente víctima del atentado de 1994, para avanzar en la investigación.

Mirá también

Mirá también

La opinión de Mauricio Macri sobre los 25 años del atentado a la AMIA: “La impunidad es una gran cuenta pendiente de nuestra democracia”

Solo así la sociedad argentina tendrá la respuesta integral al reclamo pendiente y nuestros compatriotas, asesinados por la furia irracional de un fundamentalismo sangriento, podrán descansar en paz.Miguel Angel Toma, Ex secretario de Inteligencia y ex diputado nacional (Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos)

Fuente

La ofensiva anti-liberal de Moscú a Buenos Aires

Las agrupaciones ultranacionalistas europeas en algunos casos teñidas de pensamiento fascista, son sostenidas económicamente o tecnológicamente por MoscúEl mundo no es plano, como lo desean algunas mentes medievalistas. La Tierra es redonda y lo que ocurre en un rincón del planeta repercute a miles de kilómetros.
Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
De pronto, Vladimir Putin, el mandamás ruso con grandes ambiciones expansionistas, dijo en una entrevista periodística que el liberalismo está caduco y las instituciones no sirven y su mensaje es copiado por todos los movimientos ultranacionalistas, xenófobos y racistas de Europa. Putin señaló textualmente : “El liberalismo es obsoleto. Entró en conflicto con los intereses de la mayoría de la población”. Sin duda prefiere su régimen de gobierno, expansionista y autoritario montado sobre la KGB y la “oligarquía”, los ex-gerentes de las empresas estatales devenidos en dueños de ellas, en empresarios privados.Las agrupaciones ultranacionalistas europeas en algunos casos teñidas de pensamiento fascista, son sostenidas económicamente o tecnológicamente por Moscú, que las alaba y jerarquiza. Están en manos, entre tantos, de ex-liberales transformados en tiranos tránsfugas como Víktor Orban en Hungría que diseñó un modelo idéntico al de Putin ( con actual oposición de la Unión Europea) o Matteo Salvini dueño de la mitad del poder en Italia, o la racista Marine Le Pen en Francia.El liberalismo es denostado en distintos países del viejo continente, incluso en los de antiguas tradiciones democráticas, como el caso de los países nórdicos. Se dice que no termina de resolver los problemas de arrastre y los del presente. Eso es poco. Por supuesto se suben al rechazo frontal al liberalismo los populistas tanto de derecha como de izquierda.En la Argentina, un cómico que también procura ser actor y un escritor provinciano, los dos militantes del populismo kirchnerista vienen bregando para que el poder judicial desaparezca y sea reemplazado por juicios populares. Todo dicho con seriedad y con tono de suficiencia. Son los mismos que en la década del 70 preguntaban para qué servía el Parlamento. No debía funcionar.Alberto Fernández, candidato a presidente del movimiento kirchnerista, abogado y profesor universitario, promete que si gana las elecciones se revisarán las sentencias y las acciones de los jueces, un procedimiento que fue inmediatamente censurado por anticonstitucional por la actual Corte Suprema. Todo para ignorar y darle la espalda a las comprobaciones fehacientes de exacciones de fondos del Estado por parte de una banda comandada por su vicepresidenta, Cristina Fernández .No hay muchas diferencia entonces entre el pensamiento antiliberal de Putin y los totalitarios de Europa y los de aquellos que golpean los tambores de violencia en la Argentina y quieren tumbar el sistema con el mayor ruido posible.Hubo una euforia liberal con la caída del Muro y el derrumbe definitivo del comunismo. Toda la transición democrática posterior al fin del comunismo , como la que encararon los líderes de los países que dependían de Moscú, se está cayendo.De la lucha por la libertad y el “pensamiento libre” en la Europa de la década del 90 apareció el resentimiento, la grieta, el capricho de algunos políticos y la búsqueda del retorno, en tren de venganza de los dirigentes populistas en América Latina.

Fuente