Una plaga de peces Goldfish gigantes destruye todo a su paso y genera una amenaza ecológica

El ‘boom’ de los enormes peces de colores en los lagos de Minnesota está rompiendo el equilibrio ecológico que solía haber en sus aguas. Estos animales, claro, no llegaron allí por sí solos: la irresponsabilidad de unos vecinos desencadenó la invasión a lo largo de muchos años.

Los peces son atrapados constantemente para ser retirados en Maplewood, Minnesota, aunque también se vieron miles de ejemplares en los condados cercanos de Carver y Burnsville, así como en estados de todo el país.Estos peces, conocidos como ‘Goldfish’, no son nativos de Minnesota, y por lo tanto son una especie invasora cada vez más numerosa en varios estados de América del Norte. Comparten muchos de los malos hábitos de la carpa común, explican desde el gobierno regional de Carver: “remover sedimentos, arrancar plantas mientras se alimentan y competir con los peces nativos por comida y refugio”.

Los Goldfish gigantes se convirtieron en plaga.

No tardan en convertirse en una plaga que puede durar décadas. Se reproducen rápidamente, son resistentes a condiciones de bajo oxigeno durante el invierno, y pueden vivir hasta unos 25 años.Desde hace décadas, los ‘Goldfish’ fueron liberados por dueños de acuarios domésticos a ríos y lagos naturales, lo cual hizo que se conviertan en una de las peores plagas invasoras en estas regiones. Este pez empezó a causar problemas ya a comienzos del siglo pasado, cuando amenazó la pesca deportiva en Crystal Lake, California. En Maine, incluso, la plaga de estos coloridos animales obligó a tomar medidas drásticas, y desde hace mucho tiempo se prohíbe tenerlos incluso en estanques privados si estos están al aire libre. También iguales restricciones en otro puñado de estados.

Las autoridades locales piden no arrojarlos a los lagos.

“Por favor, no suelten sus peces de colores en estanques y lagos” suplican desde la cuenta de Twitter oficial de la ciudad de Burnsville. “Crecen más de lo que piensas y contribuyen a la mala calidad del agua porque eliminan los sedimentos del fondo y arrancan las plantas”.En un solo lago, las autoridades llegaron a encontrar el año pasado cientos de miles de ejemplares. “Para retirar los peces, el personal utilizó un cerco de redes y redes de inmersión”, dicen desde Carver. “El proceso para controlar la población de peces de colores y restaurar la población de peces nativos y la ecología del lago llevará muchos años”, concluyen.

Mirá también

El calor extremo cocinó vivos a mil millones de mejillones, almejas y mariscos en las playas de Canadá

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Cambio Climático Y Calentamiento GlobalEstados UnidosVisteInternacional

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente