Meditación para recibir la energía del eclipse solar en Géminis

El 10 de junio de 2021 las aguas energéticas planetarias estarán agitadas por un eclipse anular de Sol en Géminis, que se perfeccionará a las 07:41 am de Argentina y que será visible desde América del Norte, Europa y Asia.

El Sol se verá por algunos minutos como un “anillo de fuego”, y semejante fenómeno astronómico despertará energías muy particulares.Meditación y “silencio interno”Lo más importante es que este día -y los dos días posteriores- nos demos un momento para estar en calma, que en lo posible no tomemos demasiado trabajo y aplaquemos el barullo externo para poder observar nuestro interior.En lo posible debemos nutrirnos adecuadamente y tomar mucha agua, pues los eclipses de Sol especialmente suelen disminuir la vitalidad. En todo caso, será mejor aprovechar estos días -tal vez de encierro- para crecer hacia adentro.

Lo más importante es que este día -y los dos días posteriores- nos demos un momento para estar en calma. Foto ilustración: Shutterstock.

¿Qué propone este tiempo?Sandra Román es periodista, escritora, investigadora, y se dedica desde hace casi veinte años al estudio de los arquetipos de la nueva espiritualidad femenina. Además de ser conferencista internacional y feminista, es autora de los libros “Los Rostros de la Diosa”, “De Avalon a la Cruz del Sur” y “La Bendición del Grial”. Actualmente indaga sobre la relación entre astrología y arquetipos femeninos “más allá de las diosas latinas y romanas” de las cuales Venus es el ejemplo más clásico en la astrología tradicional. ¿A qué arquetipo femenino correspondería invocar en un altar y meditación de este momento? “Hécate es una diosa muy propicia para invocar en este tiempo en el que la Luna nueva, desde el signo de Géminis, eclipsará a las energías del Sol, que se encuentra en el mismo signo y cuyo oscurecimiento influirá en su opuesto, Sagitario”. 

Se trata, según Román de “un momento de finales y de nuevos comienzos, que afectará principalmente a quienes tengan el Sol o el ascendente en Géminis y Sagitario, o en Virgo y Piscis. Foto ilustración: Shutterstock.

Se trata, según Román de “un momento de finales y de nuevos comienzos, que afectará principalmente a quienes tengan el Sol o el ascendente en Géminis y Sagitario, o en Virgo y Piscis, donde el eclipse estará marcando una cuadratura”.Creencias, ideas, pensamientos”La constelación de Géminis -asegura Román- está asociada al mito de los hermanos Cástor y Pólux, que eran sumamente conflictivos y batalladores. Se dice que ellos raptaron a sus legítimas regentes, las hermanas Hilacira y Arsínoe, sacerdotisas de la diosa Minerva. Ellas nos aportan un modo muy diferente de vivir las energías de este signo, ya que eran entidades de luz y también se las asociaba a la medicina. Con este conocimiento, podemos trabajar el eclipse como una oportunidad para dejar ir viejas creencias filosóficas y religiosas –Sagitario- que nos mantienen alejadas de nuestra verdadera esencia divina, para dar la bienvenida a la luz de unos nuevos saberes y un nuevo modo de pensar –Géminis-, con el cual poder transformarnos y verdaderamente re-empoderarnos, es decir, recuperar nuestro poder femenino original. Desde este punto de vista, este es un eclipse muy propicio para el movimiento feminista”. Más allá de que en un principio pueda resultarnos extraña esta reinterpretación de la astrología, los antiguos arquetipos femeninos ya vienen despertándose desde hace mucho tiempo. Hera, Lilith, Vesta, son asteroides que vienen siento estudiados por muchos astrólogos y astrólogas, pero, ¿cómo invocar estas deidades arquetípicas y míticas en una meditación?Un ritual para el eclipse (y previa del solsticio de invierno)* Por Sandra Román​Las diosas están vivas otra vez, y sus energías están disponibles para derribar viejos esquemas desde la cotidianeidad de nuestras vidas personales. Están llenas de magia, y cuando entrás en el camino de la magia, lo que era habitual comienza a resultarte extraño, y lo que te resultaba extraño, pasa a convertirse en lo habitual. Los pasos para el ritual:1. Arma un altar para Hécate sobre un mantel de color negro o morado. Coloca la imagen de una anciana o una pequeña brujita en el centro y ubica símbolos para los cuatro elementos: fuego en el Este (velas negras o moradas); agua en el Sur (recipiente con agua); tierra en el Oeste (puede ser un plato con sal gruesa) y aire en el Norte (incienso con alcanfor o romero).

Hécate, la bruja del caldero, asociada con la Luna nueva. Foto ilustración: Shutterstock.

Puedes colocar también cristales de cuarzo, amatistas y cualquier otro símbolo que sientas adecuado para representar los dominios de esta diosa y también aquellos viejos condicionamientos que necesites dejar ir.2. Enciende la vela y mantiene la llama a la altura de tu corazón, observándola danzar y convertirse en la diosa. Enciende el incienso para sahumarte y sahumar el altar, alejando las energías que pudieran interferir con tu propósito. Salpícate con un poco del agua del recipiente y rocía un poco también sobre el altar, para purificarte y también espacio.3. Luego lleva el cuarzo a tu corazón, concéntrate en tu propósito, y una vez que lo sientas con claridad, vas a soplarlo dentro del cristal, que volverás a colocar sobre el altar.4. Siéntate frente al altar, con la espalda erguida, pero en una posición cómoda. Cierra los ojos y comienza inhalar y exhalar por la nariz de un modo lento, largo y profundo, relajando tu cuerpo y mente.5. Inhala profundo e invoca la presencia de Hécate, para que esté contigo mientras meditas en sus energías. Exhala y siéntela cerca de ti, protegiéndote.6. Imagina que estás en una antigua colina sagrada, observando el eclipse que está comenzando. Observa el círculo oscuro de la Luna, avanzando sobre el disco solar, comenzando a oscurecer el día. Mientras esto sucede, dirige tus ojos hacia adentro de ti misma, explorando los momentos de tu vida en donde te hayas sentido perdida en la oscuridad, o lo que sea que te mantenga apartada de manifestar tu esencia y tus dones. No tengas miedo de recordar, la sabia Hécate está contigo, abrazándote y sosteniéndote.Si necesitas llorar, no te contengas. Expresa, saca afuera tu dolor para que ya no vuelva a acecharte. Observa cómo esas energías son absorbidas por la Luna negra y siente el alivio de quitarte todo ese peso de encima. Lentamente, la Luna se va moviendo y la luz de la Madre Sol vuelve a brillar, iluminando todo tu ser. La diosa Hécate toma una antorcha, la enciende con la energía solar y te la entrega diciéndote: recupera mi luz, y hazla tuya. Tienes mi poder ahora. Estás lista para nacer nuevamente a la vida.7. Dedica todo el tiempo que necesites a hablar con Hécate. Pregunta lo que necesites saber y cuando ella decida que es tiempo de regresar, vas a entregarle un regalo, en agradecimiento.8. Vuelve a conectar con el ritmo de la respiración, lenta, larga y profunda. Y cuando lo sientas, vas a abrir los ojos y a escribir en tu cuaderno los descubrimientos y sentimientos que vinieron en este viaje de meditación.¡Feliz eclipse!

Mirá también

Eclipse solar de junio 2021: cómo afectará a cada signo

Conjuros, mitos y creencias populares sobre los eclipses

Eclipse solar y Luna nueva en Géminis 2021: significados astrológicos

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

AstrologíaEspiritualidad

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente