Se hace pasar por su hija de 13 años y asiste en su lugar a la escuela, pero la descubren y termina presa

Una mujer de Texas, Estados Unidos, quiso probar algo. Y lo logró a medias. Demostró su punto, aunque terminó mal. Se puede – y sin dudas lo es- decir que su estrategia fue algo excéntrica, pero se sabe que a veces se necesita ir a los extremos para llamar la atención.

Casey García tiene 30 años y un temor que no se va: los tiroteos en las escuelas. Un flagelo que cada tanto golpea al país más poderoso del mundo. A García le daba pánico la seguridad del colegio al que asiste su hija de 13 años.Por eso, una mañana, la mujer se visitió con un buzo con capucha, se calzó mochila y, ayudada por un poco de maquillaje, se hizo pasar por su hija de 13 años y se coló en su escuela, del Distrito Escolar Independiente de San Elizario,La mujer documentó todo su experimento y luego subió sus videos a YouTube. Allí se puede observar como nadie en el colegio notó que ella no era su hija, Julie, hasta el séptimo período al final del día escolar, de acuerdo a lo que contó Insider. “He estado aquí todo el día, cara a cara con los maestros”, cuenta en uno de los videos. “¿Parezco una estudiante de séptimo grado? ¿No? Fresco. Impresionante”.

Las imágenes la muestran paseando por el pasillo de la escuela, en un momento saludando al director, que parece no tener idea de que en realidad se trata de una mujer adulta.En otros momentos, se sienta en las aulas, almuerza en una cafetería y habla con otros chicos. Durante la mayor parte del día, según detalla, el único problema que encontró fue que una maestra la regañó por sacar su teléfono.Al final, la descubrieronNo obstante, su alocada puesta en escena fue desmantelada. Los guardias de seguridad la descubrieron, y fue capturada. La escuela llamó a la policía y la mujer finalmente fue arrestada. Según informa la cadena de noticias CBS 12, García fue acusada de sospecha de allanamiento de morada y manipulación de registros gubernamentales.

En los videos, García explica que el objetivo de colarse en la escuela era mostrar que se necesitaba una seguridad más estricta. “Creo que no debería haber llegado tan lejos”, admitió arrepentida. “Les digo que ahora mismo necesitamos una mayor seguridad en nuestras escuelas, esto es lo que traté de demostrar”. Pero agregó: “Se trata de nuestros hijos y su seguridad. Eso es todo lo que estoy tratando de hacer. Prevenir otro tiroteo masivo”. Hasta el viernes, la mujer seguía detenida y le habían impuesto una fianza de 7,908 dólares. Fuente: Insider

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

TexasInternacional

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente