Las montañas podrían haber dejado de crecer durante mil millones de años

Las montañas de la Tierra podrían haber dejado de crecer durante mil millones de años, según un estudio publicado por la revista científica Science que informó que adelgazó la corteza continental del planeta, lo que frenó el flujo de nutrientes en el mar y demoró la evolución de la vida.
Los procesos tectónicos que forman las montañas se estancaron durante el Proterozoico, dejando los continentes desprovistos de montañas altas durante casi 1.000 millones de años.Dado que la formación de montañas es crucial para el ciclo de los nutrientes, el prolongado cambio en la actividad de la corteza terrestre puede haber dado lugar a los “1.000 millones de años de aburrimiento”, un eón en el que la evolución de la vida de la Tierra se detuvo, según un informe realizado por investigadores de China, Canadá y Estados Unidos.

El Proterozoico fue testigo de poca actividad, lo que dio lugar a una disminución constante del grosor de la corteza a medida que las montañas se erosionaban lentamente. Fuente: EFE

En escalas de tiempo geológicas, incluso las montañas son efímeras. Las enormes fuerzas tectónicas que impulsan vastas franjas del planeta hacia el cielo se ven contrarrestadas por los interminables procesos de erosión.Dado que el grosor de la corteza terrestre está en constante cambio, el seguimiento de la formación de las montañas a lo largo del tiempo es un reto, pero es crucial para entender la evolución de la superficie del planeta y la vida que vive en ella.El investigador de la Beijing University Ming Tang y sus colegas presentaron un nuevo indicador para comprender los procesos de formación de montañas (orogénicos).Utilizando anomalías de europio en zircones erosionados durante mucho tiempo de antiguas formas terrestres para estimar el grosor medio de la corteza a lo largo de la historia de la Tierra, Tang y su equipo descubrieron que la formación de montañas se detuvo durante casi mil millones de años durante la edad media de la Tierra.Mientras que la corteza continental era gruesa y activa durante los eones del Arcaico y Fanerozoico, el Proterozoico fue testigo de poca actividad, lo que dio lugar a una disminución constante del grosor de la corteza a medida que las montañas se erosionaban lentamente.Los autores sugieren que esta inactividad orogénica podría estar relacionada con el supercontinente Nuna-Rodina, que podría haber alterado la estructura térmica del manto, debilitando la actividad de la corteza continental por encima.Al no llegar nuevos nutrientes a la superficie del planeta, los cambios también pudieron haber provocado una hambruna persistente en los océanos y, por tanto, haber detenido la evolución de la vida durante un tiempo.Fuente: Europa Press/DPA

Mirá también

Descubren cómo las rocas de la Tierra se oxidaron y se volvieron rojas

Por primera vez simulan cómo se desplazaron las placas tectónicas a través de 1000 millones de años

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CienciaÚltimas Noticias

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente