El Gobierno acepta el plan de un aliado K para designar al procurador con menos votos

El Gobierno no le cierra la puerta al proyecto del rionegrino Alberto Weretilneck para modificar la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal. Weretilneck juega como aliado del bloque K en la Cámara alta y propuso que el procurador se elija con menos votos que ahora: pasar de los dos tercios de los presentes a la mayoría absoluta de los senadores.
Para justificar su posición, los funcionarios más cercanos al Presidente argumentan ahora que, si la iniciativa del ex gobernador de Río Negro se convierte en ley, Daniel Rafecas aceptaría igual el cargo de procurador general de la Nación, siempre y cuando exista un consenso amplio entre el oficialismo y la oposición.Sin embargo, fuentes judiciales le aseguraron a Clarín que Rafecas se mantiene a la expectativa del debate legislativo y prefiere no hacer comentarios sobre los cambios propuestos. El juez federal fue postulado a principios de año por Alberto Fernández para convertirse en jefe de los fiscales y dos meses atrás, cuando comenzó a discutirse una reforma de la ley de la Procuración en el Congreso, dijo públicamente que no aceptaría el cargo si se elimina el requisito de los dos tercios. El martes, cuando el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, ratificaron que Rafecas es el único candidato en el que piensa el Presidente para suceder al procurador interino, Eduardo Casal, fuentes oficiales reconocían que no veían con malos ojos que se acotara la duración del mandato del procurador -uno de los ejes que también propone Weretilneck- pero descartaban impulsar una modificación de la mayoría requerida, porque de eso dependía -en teoría- la designación de Rafecas. Además, en Ejecutivo se sentían cerca de los dos tercios requeridos.“Rafecas dijo que quería salir por consenso. Ninguna de las dos cosas son excluyentes (ni los tiempos en el cargo ni la mayoría)”, afirman en uno de los despachos más importantes de la Casa Rosada.En el corazón del Gobierno insisten en que el debate normativo es un tema del Congreso. “Para nosotros lo importante es tener procurador”, destacan. Esta semana insistían en que el Ejecutivo no enviaría un proyecto propio. “El Gobierno tiene la propuesta de Rafecas, nada más”, señalan en Balcarce 50.Recuerdan, además, las iniciativas de los opositores Martín Lousteau y Lucila Crexell, que también limitaban la duración en el cargo del procurador. Y mencionan aquellas presentadas en el pasado por Miguel Pichetto y Federico Pinedo.Sin embargo, la posibilidad incluida en el texto de Weretilneck de que el procurador pueda ser removido sin juicio político, “por mal desempeño, crímenes comunes o delito en el ejercicio de sus funciones (…) por decisión fundada del Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado por mayoría absoluta” (37 de los senadores) podría alterar los consensos entre el oficialismo y la oposición.Fuentes del bloque de la UCR en la Cámara alta le confiaron a Clarín que consideran que el kirchnerismo blanqueó sus intenciones de modificar el mecanismo de elección y de remoción del procurador y los fiscales. “La intención es destituir a Casal, eso les interesa mucho más que Rafecas”, afirmaron. Un senador radical añadió que el interrogante que queda es saber si ese proyecto es apoyado por el Ejecutivo o si la coalición gobernante tiene posturas diferentes, dada la resistencia de Cristina Kirchner a la candidatura de Rafecas.En Olivos responden con ambigüedad al respecto. “Eso -el mecanismo de remoción- será parte del debate. Es una idea que incorpora Weretilneck”, afirman sin aclarar cuál es la postura del Ejecutivo. En la oposición no dudan que el proyecto del senador es en realidad el del kirchnerismo.En el círculo íntimo del Presidente admiten que hay un sector del oficialismo que pretende erosionar a Rafecas. Y mantienen en secreto el dictamen que la “comisión Beraldi” -por la participación del abogado de la vicepresidenta- le presentará el miércoles al Presidente, aunque trascendió que avalaría la idea de cambiar los requisitos para designar procurador y admitir la mayoría absoluta.   Alberto Fernández no volvió a hablar en los últimos días con Rafecas, según señalan sus laderos. “Sigue siendo su candidato”, insistieron. El Presidente tampoco dialogó con el ex gobernador de Río Negro.Weretilneck, por su parte, sí le adelantó el proyecto al también senador por Río Negro Martín Doñate, de La Cámpora. “Lo que tiene este proyecto es que al ser ser de un partido provincial, que tiene correcta relación con los partidos nacionales, puede sintetizar las posiciones”, dijo el ex mandatario provincial a este diario.En el Gobierno saben que las modificaciones no encontrarán eco en la oposición. Desde que la Nación le quitó un punto de coparticipación a la Ciudad, el diálogo entre el jefe de Estado y el jefe de Gobierno de la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta se limita a la pandemia.Cerca de Elisa Carrió -que apoyó públicamente la designación de Rafecas, un detalle que cayó mal en el kirchnerismo- ya avisaron que no acompañarán cambios en la ley. “Cristina quiere un procurador propio, poder destituir a Casal y a cualquier otro que no le guste”, insisten.

Mirá también

Mirá también

Alertan sobre “un debilitamiento inconstitucional de la autonomía” de los fiscales

Mirá también

Mirá también

La lista con los nombres de otros 36 jueces federales que deberían concursos sus cargos

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Alberto FernándezDaniel RafecasProcuraduría General De La NaciónCristina KirchnerAlberto Weretilneck

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente