Imputan a otros tres sospechosos por participar de un “plan criminal” para matar a un ex concejal en Rosario

Tres personas más fueron imputados el jueves a la noche por su participación en el crimen del ex concejal de Rosario y pastor evangélico Eduardo Trasante, atacado el 14 de julio pasado en su domicilio de San Nicolás al 3800, un resonante episodio en el que todavía no están identificados los autores materiales ni pudo establecerse el móvil del hecho.Julio G., Alejo L. (22) y Facundo L. (20) fueron acusados por la fiscalía de homicidio doblemente calificado por precio o promesa remuneratoria, con el concurso premeditado de dos o más personas, agravado por el uso de arma de fuego en calidad de partícipes necesarios.Los tres, de acuerdo al planteo de la fiscalía, realizaron un aporte indispensable para concretar un “plan criminal” que terminó con la vida de Trasante. Podrían recibir, en caso de ser hallados culpables, una pena a prisión perpetua.En la audiencia los fiscales indicaron que Julio G., un piloto de aviación civil y comercial de nacionalidad peruana que está detenido desde el año pasado en el penal santafesino de Piñero por una causa de narcotráfico, ordenó desde la cárcel la compra de un automóvil que los homicidas utilizaron para llegar hasta la casa de Trasante y escapar tras el asesinato.“Te lo quiero comprar al auto, entendés. No sé si me puedes aguantar o si no ahora veo la forma de buscarlo. La moneda está, amigo, ¿me entendés?”, le dice Julio G. a un muchacho que ya fue imputado en la causa –Brian A.– y con el que gestionó la compra de un Peugeot 308 Allure que había sido robado el 10 de julio, que se utilizó para cometer el crimen cuatro días más tarde y que fue descartado el 15 de julio.“Los pibes que mando son bastantes faloperitos. No les puedo pasar la plata y la plata la tenemos en otro lado. Ahora buscan el auto y mañana al mediodía te paso la plata, no sé si puede ser así, o si no aguantame un ratito que veo cómo hacer amigo, pero tengo los pibes en la calle a full”, le explica Julio G. a Brian A.En el caso de Facundo L., siguiendo las órdenes de Julio G., se contactó con Brian A. para concretar la compra del vehículo. Al hablar para cerrar el negocio lo hizo de parte “del extranjero”, lo que para los fiscales se trata de un indicio claro de que se trata del detenido de nacionalidad peruana. El 11 de julio, tres días antes del homicidio de Trasante, Facundo L. recibió el automóvil.A Alejo L., el tercer imputado, le hallaron entre otras evidencias fotografías en su celular de la fachada de la propiedad donde vivía y fue atacado Trasante (incluso con indicaciones precisas de la puerta por la que debían entrar) e imágenes de dos carteles que no fueron hallados, pero se presume que los homicidas tenían intenciones de dejar en la escena del crimen.“Por violador” y “Nunca más vas a violar a una mujer”, son los carteles con letra manuscrita que envió desde su celular a una persona aún no identificada. La abogada por la querella Gabriela Durruty, fustigó la exhibición de esa prueba porque dijo que no tienen ninguna relación con el móvil del hecho y consideró además que revictimizan a Trasante.“Tenemos que abrir una nueva línea de investigación a partir de esos carteles que mencionan esas circunstancias. Lo que sí tenemos bastante claro es que a la fecha no hay ninguna evidencia que hable de un crimen institucional o que se llevara a cabo por la participación política que tuvo en el pasado el señor Trasante”, señalaron tras la audiencia los fiscales Matías Edery y Gastón Avila. No se descarta que esos carteles también buscaran despistar a los investigadores.Durante la audiencia se reveló que Alejo L. vive en Villa Moreno, en la zona sur de Rosario, donde vivía en el pasado Trasante y donde actualmente lo siguen haciendo familiares del pastor asesinado.Alejo L. conocía a la víctima y a su familia. Dos hijos de Trasante declararon que ese muchacho se jactaba de haber asesinado al ex concejal en los días posteriores al hecho.“Hacía alarde de haberlo matado”, indicaron los fiscales. Avila y Edery no descartaron que entre los tres nuevos imputados estén los autores materiales del hecho.“Hay un plan criminal. Hay que profundizar la investigación, que está en el inicio, pero está probablemente acreditado el aporte fundamental de cada uno de los imputados. Son evidencias serias”, consideró el juez Hernán Postma, quien aceptó las calificaciones legales propuestas por los fiscales y dictó la prisión preventiva efectiva para los tres imputados.Trasante sufrió el 1° de enero de 2012 el homicidio en Villa Moreno de su hijo Jeremías, asesinado junto a dos amigos. Los jóvenes fueron acribillados por miembros de una banda narco que los confundieron con otras personas de las que buscaban vengarse.El pastor, a partir de su reclamo de justicia que permitió la detención y condena de los homicidas, se convirtió en un referente social. Fue elegido concejal en 2017 y un año más tarde abandonó la banca tras una denuncia por acoso. En febrero de 2014 sufrió la muerte de Jairo, otro de sus hijos.Rosario. Corresponsalía.GL​

Mirá también

A tres meses del crimen del ex concejal Eduardo Trasante: ¿quién lo mató?

“Alta bronca me mandé”, el mensaje tras el crimen del ex concejal rosarino Eduardo Trasante

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

RosarioHomicidios

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *