José Nun: Vueltas de una transición perpetua

Aunque hoy suene un poco extraño, después de la caída de Perón, en 1955, hubo dos elecciones que le interesaban a la prensa. Una era en Boca Juniors (…) Y la otra era la de nuestro centro”. Así recuerda José Nun, en José Nun y las ciencias sociales. Aportes que perduran, el reciente volumen que publicó Biblos sobre su obra, el clima en la Facultad de Derecho cuando, con unos veintitantos años, quedó en el centro de estudiantes bajo la lista del Movimiento Universitario Reformista (MUR). Eran tiempos de confusión, de una universidad que se sabía no peronista pero que no tenía aún tan en claro cuál era el mejor camino para la izquierda. En la biografía de Nun, la escena, sin embargo, será tan solo un prólogo. Muy pronto parte a París para inscribirse en la École Pratique des Hautes Études. Allí tendrá como profesor y mentor a Alain Touraine y como compañeros, a figuras como Henri Lefebvre y Henrique Cardoso, con quien terminó compartiendo años de amistad y debates. Son los años del desarrollismo, de las cavilaciones por una salida para América Latina, de pronto convertida en objeto epistemológico. Y las conceptualizaciones de Nun –ya instalado en la Universidad de Berkeley, en EE.UU.– en torno a la marginalidad ganan centralidad.Es justamente a partir de este reconocimiento que el tomo José Nun y las ciencias sociales, aportes que perduran reune una serie de ensayos elaborados por diversos intelectuales para reflexionar sobre su trabajo teórico, recuperando la vigencia de muchas de sus premisas. El libro incluye una extensa entrevista en la que Nun recupera anécdotas de una vida intensa, como cuando en 1968 se reúne con Perón en Puerta de Hierro. “Me acuerdo que llegué a las diez de la mañana. Entonces me abre la puerta un señor, que después supe que era López Rega, y me hace pasar a un despacho pequeño, con mucha madera. Y Perón estaba ahí, esperando. Al mediodía Isabelita trajo la comida y unos perritos que molestaban mucho” –retoma con voz afable del otro lado de la línea, en una extensa conversación con Ñ–. Perón sabía que yo era profesor en la Universidad de California pero nada más; entonces me iba probando. Y me dice: ‘Usted tiene que decirles a sus amigos yanquis que yo nunca estuve contra ellos, yo estuve contra Braden’”.

José Nun
Foto: Emmanuel Fernández

Las vueltas de la vida lo trajeron de vuelta y en 1985 se convirtió en investigador del Conicet. Tras la salida de Torcuato di Tella, Néstor Kichner lo nombró secretario de Cultura en 2004; siguió en ese cargo hasta la primera derrota electoral del kirchnerismo en las legislativas, en 2009.

var newsletterStorage = window.localStorage;
var nlObject = {
id : ‘113’,
newsletterName : ‘Alberto y Cristina’,
title : ‘Newsletters Clarín’,
subtitle : ‘Alberto y Cristina’,
bajada : ‘El nuevo gobierno de los Fernández, bajo la lupa de Ignacio Miri.’,
quotedBajada: ‘El nuevo gobierno de los Fernández, bajo la lupa de Ignacio Miri.’,
imgSrc: ‘https://images.clarin.com/2019/12/13/7U3_adyj_290x140__1.jpg’,
frequency: ‘Todos los jueves. ‘,
htmlContent : function () { return ‘ \
\
\
\
‘ + this.title +’\
‘ + this.subtitle +’\
‘ + this.quotedBajada +’\
\
‘ + this.frequency +’\

Fuente