Guillermo Vecchio: “De este equipo me gusta todo; son la Generación Platino”

Cuenta Guillermo Vecchio que antes de la entrevista se cruzó con dos nenas en un parque picando una pelota. “Tendrían seis o siete años. Les pregunté si jugaban, si conocían a Campazzo. ‘Sí, es el chiquitito’, me respondió una. Fijate lo que está logrando el básquet. Es todo mérito de estos chicos”, dice.Cuando llegó a la Selección, el coach no tenía demasiadas razones para esperanzarse con cambiar la historia reciente del equipo. Argentina venía de un octavo puesto en el Mundial de 1990 (con una ayuda invalorable del arbitraje para vencer a Canadá), un duodécimo lugar en el de 1986 y ni siquiera había participado de los dos anteriores.

Guillermo Vecchio y Marcelo Milanesio festejan tras el partido contra Brasil del torneo preolímpico en Neuquén. El certamen le permitió a Argentina volver a los Juegos Olímpicos luego de 44 años. (Foto: Archivo Clarín).

Sin embargo, mientras dirigía a los mayores, con los que fue octavo en Canadá 1994, el entrenador también se encargaba de varios seleccionados juveniles. Viendo un interesante nivel de talentos, se preocupó por decirles a esos chicos que estaban en condiciones de pelear mano a mano con los mejores del mundo. Y los convenció.

Mirá también

Mirá también

Sergio Hernández: “No hay candidato, es una final para cualquiera”

“De este equipo me gusta todo”, asegura el entrenador mientras camina por el barrio porteño de Recoleta. “Para mí, es la Generación Platino -agrega-. No hace falta que ganen el título”.

Guillermo Vecchio, ex entrenador de la Selección argentina de básquet

Entre las claves del éxito, el coach que condujo a la Selección a los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, los primeros a los que asistió Argentina en 44 años, encuentra cuestiones que van más allá de lo que sucede sobre el rectángulo de juego. “Se ha dado una continuidad al trabajo de los entrenadores desde aquella época. Veo a (Federico) Susbielles dedicado a su campaña, ni siquiera estando en China. Y eso, lejos de estar mal, habla de cuánto él cree en la gente con la que trabaja. Un líder es tal cuando logra que las cosas que piensa se produzcan sin la necesidad de que él esté encima”, destacó Vecchio.

Guillermo Vecchio, ex entrenador de la Selección argentina de básquet

Mirá también

Mirá también

Mundial de básquet: Argentina-España o el triunfo del talento por sobre la condición física

-¿Qué te genera que el grupo de jugadores históricos diga que vos sos el primero que los convenció de que podían destacarse en el plano internacional?
Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
-Me emociona mucho. En ese momento lo hacía porque estaba totalmente convencido de que esto podía suceder. No me preguntes por qué, porque no es que uno tiene la bola de cristal, pero realmente lo creía.-¿Y qué creés que está dejando este grupo?-Está mostrando lo que puede lograr un grupo de argentinos cuando se unen. Eso me provoca una admiración muy grande por ellos. No parecen argentinos, parecen seres humanos de otro país. ¿Y viste que todos hablan del fútbol y lo comparan? Es incomparable porque acá no hay negociados. Acá hay sacrificio, no hay nada sucio, nadie busca meterse en un lugar hablando mal de otro… Te digo algo: si Alberto Fernández y (Mauricio) Macri no están viendo a la selección de básquet, son unos boludos. Tienen que aprender de estos muchachos porque, aunque parezca una pavada que digo yo, están uniendo al país.

Mirá también

Mirá también

“Mente fría y corazón caliente”, la fórmula de Campazzo para ganar la final

Vecchio y las ganas de volver al ruedo​El hoy lo encuentra en Buenos Aires, pero Guillermo Vecchio no para. En las próximas semanas, estará en Uruguay, Chile, Costa Rica y Perú realizando distintos campus de básquetbol. En enero y febrero del año que viene, en tanto, volverá a realizar sus ya tradicionales Coach Vecchio Basketball Camps en Miami.“Gracias a la NBA y a Miami Heat, llevamos entre 200 y 300 chicos a ver el mundo de la NBA“, infla el pecho el entrenador, que desde hace seis años cuenta en el proyecto con la participación de Stan Remy y Ganon Baker, personal trainer y entrenador de habilidades que han trabajado estos últimos años individualmente con jugadores del calibre de LeBron James y Kevin Durant. “Son cosas que me hacen sentir orgulloso porque ayudamos a educar desde el deporte y continuar lo que empiezan los papás en casa y siguen los maestros en la escuela”, agrega Vecchio.

Guillermo Vecchio, ex entrenador de la Selección argentina de básquet

-En ese marco, ¿pensás en volver a dirigir?​-Sí, sí, siempre. Pero creo que hasta el año que viene no será el momento. Tuve ofertas de Europa del Este, de Asia y también de América.​-¿De Argentina no te llamaron?-No, aunque no sé por qué. Quizá los dirigentes buscan gente joven, quizá creen que soy caro, aunque nadie me pregunta el precio (risas). Por ahí piensan que por mi experiencia voy a demandar ciertas facilidades que acá no existen… No sé, es lo que pienso yo. Capaz simplemente consideran que no estoy para dirigir acá. Yo me quiero quedar porque es un momento para apoyar al país y porque mis nietas están creciendo y eso no me lo quiero perder.JCh.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *