Feminismo a la carta y a la suerte: tarot y astrología con mirada de género

La mirada feminista atraviesa todas las disciplinas, llegando incluso a producir discurso crítico y transformador sobre conocimientos tan ancestrales como la astrología (que existe desde el año 2.000 AC) y el tarot (desde la Edad Media, con resonancia en épocas anteriores). Lenguajes simbólicos tan arraigados que parece difícil cuestionarlos, aunque han sufrido cambios y aportes a lo largo de la historia, a medida que los cambios culturales y científicos han avanzado.La astrología recibe, en el siglo XX, los aportes de la psicología jungiana y una nueva mirada sobre los arquetipos y sus significados, de la mano de Howard Sasportas, Liz Green y Joseph Campbell (y su estudio del “viaje del héroe”, o viaje de la consciencia humana en busca de su liberación y encuentro con el “sí mismo”). El descubrimiento del inconsciente freudiano también aportó mucho a la interpretación de las cartas natales modernas, pero además, nuevos cuerpos celestes en el cielo (Urano, Neptuno, Plutón) abrieron mundos simbólicos-colectivos y nuevas mitologías con información para una nueva era. Ver esta publicación en Instagram Sabe por que não faço amarrações? Porque isto é mexer diretamente no livre arbítrio das pessoas. Tem gente que faz? Claro que sim. Pessoas que não conhecem a ética. No equilíbrio do universo, estas forças estão presente e contamos com a presença delas. Mas se enganam pensando que a conta espiritual não chega para elas. A justiça sagrada pode tardar às vezes, vem em outro contexto, mas não falha não. Ao invés de ir atrás de amarrar outras pessoas, por que não faz um amarre de amor próprio, de autoamor? Com este pode ter certeza que não faz mal a ninguém e só beneficia a si [email protected]!😘 Una publicación compartida de Tarot Aradia Cali (@tarotaradiacali) el 5 Jun, 2019 a las 11:39 PDT

Newsletters Clarín

Entremujeres | El horóscopo semanal, moda, bienestar, pareja, género y todo lo que te interesa

Todos los miércoles.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_entremujeres”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_entremujeres”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Los mazos predictivos y oráculos, en sus muchas variantes, reciben similares influencias. El libro Jung y el tarot, de Sallie Nichols (2001), abrió una nueva interpretación de la cartomancia en términos de psicología junguiana través de la analogía con humanidades, mitologías, viajes interiores y artes visuales. Vemos asomarse una nueva tendencia en el horizonte que viene con mucha fuerza: los arcanos no se utilizan sólo como una herramienta predictiva que responde “si el novio está con otra”, sino como una herramienta de autoconocimiento, de encuentro con la sincronía del destino, de trabajo personal para observar nuestras partes oscuras y puntos ciegos. Quizá, el tarotólogo ya no sea la antigua pitonisa délfica que todo lo sabe, ¡qué liberador! El conocimiento es poder que nos devuelve la responsabilidad personal por nuestras faltas, inmadureces y potencias ocultas. No más juguetes del destino aciago como Edipo. No más presas del sistema patriarcal, me pregunto, ¿incluye el viaje de la heroína la liberación de los códigos opresores patriarcales? ¿A qué dragón hay que vencer para tomar las riendas del propio destino fuera de lo esperado para nosotras?

Mirá también

Mirá también

Astrología kármica: el debe y haber del destino reflejado en la carta natal

Tarot queer, anarquista, futurista y amorosoEl tarot viene haciendo su revolución feminista desde hace rato. Una de las tantas versiones de este recorrido es la creación de Vicky Noble, quien en los años 90 exploró desde la etnografía y la arqueología las prácticas ancestrales espirituales de las mujeres. De estas investigaciones nació el Tarot Madrepaz, cartas redondas, rosas y violetas con ilustraciones chamánicas y simbólicas del poder de las mujeres: la sabia, la guerrera, el fuego y la danza de los cuerpos libres buscando su camino heroico de la cueva a la montaña.  Ver esta publicación en Instagram Tarot Feminista: la loca. #tarotfeminista #laloca #tarota #clasestarot #tarotavoluntad #caballito #parquerivadavia #parquecentenario Una publicación compartida de Guillermo Bergandi (@guillemental) el 3 Oct, 2018 a las 8:20 PDT
Menos rimbombantes pero igual de creativos son los tarots con mirada feminista y queer que nacen para hackear las tradiciones más conservadoras. Dos chicas juntas, cuerpos disidentes, dildos, una explosión de empoderamiento y placer.  Ver esta publicación en Instagram VI • LAS ENAMORADAS ✨ “Al camino no le importa Si el que camina , va hacia aquí o hacia allá. Andar es conocer al viento que decide siempre todos los destinos. El camino no elige a su caminante y el caminante tampoco al camino. Si todas las direcciones, todas las posibilidades son buenas, cual elegir? Debemos dejar que el camino decida? Que decida el viento? Quizá lo mejor sea sentir el flechazo del diablo Eligiendo el camino que sea imposible No tomar. La mente es el unico lugar en donde conviven dos realidades alternativas de la misma cosa. Para seguir un camino hay que elegir un camino. Sentirlos, olerlos y elegir el que te prende fuego el corazon.” – @sebastianvc para el #TarotDeLaFuerza ✨🎴 Una publicación compartida de coni ✨ (@conicuri) el 5 Ago, 2019 a las 8:12 PDT
Clara Attardo (@clarainquieta) es psicóloga y feminista, transita caminos aparentemente distantes, como la academia, la educación de género y la espiritualidad a partir de lo que denominan “Tarot evolutivo”.- ¿Cómo es esa unión que hacés entre el tarot y el feminismo?- He trabajado en procesos de empoderamiento con mujeres, integrando esos saberes. Esto viene a partir de que uno de los temas en los que me especializo como académica es el autocuiodado, en el sentido de que hemos sido entrenadas -por nuestra condición de mujeres- para educar, para cuidar a las demás personas (a nuestros hijes, a nuestros maridos, parejas, familiares) postergando nuestro cuidado personal. Esto tiene un costo muy grande para nuestra salud y nuestra autoestima. Teniendo en cuenta la simbología del tarot y de los arcanos mayores, fui articulando la posibilidad de que las mujeres vayan explorándose a sí misma a través de estos lenguajes. – ¿Nos podrías dar un ejemplo aplicado a las consultas?- A partir de la fecha de nacimiento de la persona se puede ver qué energía o qué arcano mayor predomina en sus vidas, y qué información se desprende de esto en relación al autocuidado. Si la energía que más la rige tiene que ver con el arcano La Fuerza, lo importante es que la persona vea y piense en que la necesidad de cuidarse tiene que ver con superar obstáculos, con el control de los impulsos, el desgaste. Yo le pregunto “¿en qué situaciones ponés demasiado el cuerpo, en qué situaciones sos impulsiva, no podés parar?” “¿Qué situaciones te generan un esfuerzo más allá de no saber qué hacer?” Entonces ahí trabajo con la mirada de género, a partir de simbologías que disparan y evocan vivencias para poder crear con la persona estrategias de autocuidado. En este caso tal vez la persona tenga que parar, ponerle límites a una situación, conectar con la naturaleza de otra forma, hacer un retiro, pedir ayuda, distribuir las tareas domésticas con su compañero de otra manera. El tarot, en este caso, es un disparador para poder pensar de qué manera te fuiste postergando y cómo podés reconectarte con vos para cuidarte. Ver esta publicación en Instagram Tengo un as bajo la manga y un dildo bajo la sabana 🔥✨ Agradezco infinitamente ser parte de esta era de deconstruccion donde la #masturbacionfemenina ya no es tabú 💥 y si tienen alguna duda al respecto @lic.ceciliace es muy pedagógica con el tema 🌈 💖 (Aclaro que este As no es parte del mazo, sino una hermosa reversión del elemento #fuega 😈 🔥🍆💦) Y POR FAVOR DEJEMOS DE DECIRLE #CONSOLADOR QUE CONSUELO NO ES LO QUE ESTARÍAMOS NECESITANDO 🍆🍆 #witchesofinstagram #dildo #illustration Una publicación compartida de coni ✨ (@conicuri) el 1 Jun, 2019 a las 2:16 PDT

Mirá también

Mirá también

Triple conjunción 2020: ¿por qué será un evento astrológico clave?

La revolución astrológica: asteroides y nuevos arquetipos La astróloga Jesica Fernández dice al respecto “vengo pensando mucho en una astrología que nos lleve a la superación de las dualidades como forma de exclusión. Las identidades suelen encarcelarse en formas dualistas, porque así pensamos: hombre o mujer, se es una cosa o se es la otra, son formas patriarcales de exclusión. La astrología, por las estructuras zodiacales y los distintos arquetipos que se despliegan a partir de lo mitológico, invita a la superación de esa dualidad que excluye y separa. Todo eso convive adentro nuestro, los antagónicos están en la carta natal, un círculo en donde no sirve tanto el ‘o’, sino que propone el ‘también’ y ‘además’, y esta reflexión es un trabajo muy feminista”.Como la carta natal es un círculo, en ella pueden convivir el masculino arquetípico (Marte) y el femenino arquetípico (Venus). No importa el género o la sexualidad de una persona, esas dos funciones se encuentran ahí para ser exploradas, al igual que la función madre (Luna) y padre (Saturno). Contactar con ellas puede ser un trabajo de crecimiento personal muy interesante.  Ver esta publicación en Instagram Se liguem que dia 02 de novembro vou jogar tarot no Festival Tá Cá MULEsta I. Vai ser lindo ler cartas num evento com bandas formadas por mulheres. Pode conferir a programação em: @coletivomulesta . . . #tarot #tarotfeminista #tarotlgbt #tarotpunk #punktarot #tarotcuir #recife #pernambuco #feminista #taróloga Una publicación compartida de Tarot Aradia Cali (@tarotaradiacali) el 30 Oct, 2018 a las 4:14 PDT

Mirá también

Mirá también

¿La astrología y el tarot pueden ayudar a tener una sexualidad más plena?

Entre los cambios que se introdujeron en este siglo en astrología, uno de los más importantes es que las energías femeninas (Yin) de la carta natal ampliaron su espectro. Nuevos estudios sobre los asteroides hicieron aparecer nuevos elementos simbólicos en las lecturas astrológicas. ¿Cómo? Si se consideraba a Venus (símbolo de apertura, entrega amorosa, belleza, seducción) y a la Luna (lo materno, el útero y hogar) como únicos arquetipos femeninos, los nuevos símbolos desarrollan nuevos aspectos muy interesantes.Según la astróloga mexicana Blanca Athié, quien está desarrollando una investigación al respecto: “Hay un cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter (entre lo personal y social) donde se encuentran estos cuatro asteroides que, se dice, eran un planeta que se fragmentó o que nunca se llegó a formar. Despiertan mucha curiosidad entre una nueva generación de astrólogos y psicólogos que ven en ellos las claves para explicar muchos de los comportamientos humanos, en un contexto justamente en el que los derechos humanos, incluido el feminismo, y la psicología se unen para ir cambiando las narrativas sociales”. ¿Cuáles son estos asteroides? Según Athié: – Juno es la fuerza femenina protectora y comprometida en el amor, la protectora a nivel personal pero también la cuidadora del Estado y sus leyes (Juno también protegía al Estado romano). Una fuerza personal que se integra también a lo público, su territorio-narrativa que se expande a lo social es también su fuerza personal (lo personal es político en el amor de cualquier feminista). – Vesta, asociada con la pureza virgen y cuidadora del fuego de los dioses, representa el deseo y la sublimación del espíritu o coraje, ya sea como musa o sacerdotisa, la fuerza femenina es también mantener un coraje para la purificación espiritual de otros.- Palas Atenea es la implacable guerrera que todas llevamos dentro, la intelectual que reprime sus pasiones y es una gran estratega, posee una sabiduría tan humana que en la resolución de conflictos se vuelve vital. Es el bastión de los movimientos colectivos. – Ceres, la diosa de la agricultura, la fecunda, la encargada de los ciclos. Hay que recordar el mito: se vuelve loca al no saber nada de su hija Perséfone raptada por Hades, el dios del inframundo. Ceres o su equivalente Deméter, no cesa en buscar a su hija y descuida alimentar a la tierra, la cual no resiste y mueren la plantas. Esto la relaciona directamente con la fuerza de proteger el medio ambiente, la matria, y también la fuerza para nunca cesar en la búsqueda de una hija (propia o ajena pero nunca indiferente), esta fuerza puede estar implicada directamente a los llamados ecofeminismos y las resiliencias comunitarias. 

Diosas greco-romanas. Foto: iStock Photos.

Aunque este tema está aún en fase de investigación, es cuestión de tiempo para que los astrólogos y astrólogas comiencen a incorporarlos en las lecturas. 

Mirá también

Mirá también

¿Qué es una revolución solar? El clima energético del año

Fuente