Sabrina Pasarín, la joven que mató dos veces al volante, pidió la prisión domiciliaria para cuidar a su hija de cuatro años

Sabrina Pasarín tiene 21 años y está presa por ocasionar una tragedia vialSabrina Araceli Pasarín (21), la hija de un narco tucumano que está presa desde hace una semana acusada de ocasionar un trágico accidente de tránsito en el que un hombre perdió la vida, le pidió a la justicia que ser beneficiada con el arresto domiciliario. El motivo del planteo: poder cuidar a su hija de cuatro años.La tragedia vial que la tuvo como protagonista ocurrió el pasado jueves 20 de junio a la 6 de la mañana. Ese día, Pasarín conducía su camioneta Chevrolet S10 color blanco, pasó en rojo y embistió de lleno el Corsa Classic en el que viajaba Rodrigo Alejandro Carrizo (31). El hombre fue despedido del vehículo y murió en el momento. Según los testimonios recogidos por la fiscal Adriana Giannoni, la joven venía corriendo picadas, aunque aún no se pudo identificar al otro presunto corredor. Pero además, hay otro elemento que agrava su situación: el test de alcoholemia le dio positivo.Desde ese momento permanece detenida en una celda de la seccional 1 de San Miguel de Tucumán, sede en la que están presas unas 60 personas, de las cuales 56 son hombres. Sin embargo, su situación podría cambiar en las próximas horas. Ayer, el abogado que la defiende se presentó en la fiscalía de Giannoni y pidió que le otorguen la prisión domiciliaria.Pasarín es la hija de un conocido narco tucumano que también está preso (@PatxaClothing)Por el momento, la funcionaria ordenó que se realicen los estudios sociambientales y psicológicos y ahora es un juez de instrucción el que debe definir si se va o no a su casa. Sabrina está imputada por el delito de homicidio culposo agravado.Los pesados antecedentes propios y de la familiaNo es la primera vez que la joven de 21 años está involucrada en un episodio de estas características. En septiembre del 2011, Pasarín fue buscar con su moto Honda XRL 125 a su amiga Lucía Nieto. Ambas tenían 14 años.
Después de juntarse con amigos, decidieron volver a casa. En ese momento, la adolescente perdió el control del vehículo y cayeron. Sabrina apenas sufrió algunos golpes pero su amiga no tuvo la misma suerte: su cabeza impactó de lleno contra un poste de luz y quedó herida de gravedad. Horas después murió en el hospital.El episodio nunca fue esclarecido y la joven jamás rindió cuentas ante la justicia. Misteriosamente, según la familia de la víctima, se borraron pruebas. Según recordó Inés, la hermana mayor de Lucía, en diálogo con Infobae, todas las pertenencias de de Lucía, incluido el celular, desaparecieron. La mamá, incluso, quiso recuperar la ropa y el teléfono pero nadie les dio una explicación. Testigos indicaron en aquel momento que la adolescente estaba alcoholizada pero nunca fueron llamados a declarar. Además, no se le hizo el test correspondiente y la muerte de Nieto quedó impune mientras que la dueña de la moto, a las pocas horas, estaba en su casa.Pasarín es madre de una nena de 4 añosSabrina es hija de Mario Pasarín, un narco que será enjuiciado por liderar una organización que traficaba cocaína desde Orán a esta y otras provincias de la región. En abril de 2018, la División Antidrogas de la Policía Federal en Tucumán, lo detuvo cuando transportaba 19 ladrillos de cocaína pegados a las ruedas de su automóvil.Le encontraron armas, casi diez mil dólares y hasta el muñeco de un bebé relleno de billetes. De hecho, la joven de 21 años está investigada en la misma causa que su padre y la Justicia no descarta que pudo haber participado en la banda. En la investigación encontraron varias propiedades y autos a nombre de la mujer. La sospecha es que los bienes pudieron haber sido adquiridos con dinero proveniente de la venta de droga.Seguí leyendoLujos con plata narco y picadas fatales: la vida de Sabrina Pasarín, la hija de un narco de Tucumán que mató dos veces al volante

Fuente