Soledad Silveyra y Facundo Arana: el romance ya tiene quien le escriba

El viento amenaza con llevarse todo puesto. Soledad Silveyra recuerda la Mar del Plata de décadas atrás: “Lo que era el Hermitage, la época en que una sala metía 25 mil espectadores”. Ahora, junto a Facundo Arana forman dupla teatral por primera vez (aunque el público aún recuerda el trabajo juntos en la tira Vidas robadas, de Telefe) con Cartas de amor, que dirige Selva Alemán, en el Lido.-¿Los convocaron o ustedes buscaron volver a trabajar juntos?

“Cartas de amor”. La obra se presenta en el Teatro Lido, que iba a estar cerrado este verano, pero finalmente tendrá actividad con esta dupla. Foto: Fabián Gastiarena.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Arana: Fue un poco sorpresivo, pero no casual. La obra tiene un gran recorrido y cuando apareció la posibilidad, la llamé inmeditamente.Silveyra: Tenía ganas de venir a Mar del Plata. Y por eso no dudé: cambié vacaciones por trabajo.Arana: Tenemos una muy linda obra, nos queremos mucho y venir a hacer una temporada de teatro es un regalo, sobre todo cuando el teatro que ahora ocupamos, el Lido, iba a estar vacío. Entonces nos sentimos bendecidos y parte de algo muy bueno que pasa que es que en temporada hay un teatro que revive. Nosotros salimos del teatro y estamos en contacto con la gente y es llevar ese teatro a cada momento del día.Silveyra: La gente está muy pendiente del mimo.Arana: Y hoy en día está muy requerido, hace falta mucho más que otras veces. Yo estoy muy contento de estar acá, estoy en el momento de mi vida en que vengo con mi familia, es perfecto.-El formato es teatro semimontado, es bastante particular.Silveyra: Nuestra propuesta no es tan típica para el verano, además.Arana: Es la historia de dos personas contada a través de su correspondencia a lo largo de toda la vida.-La carta es todo lo contrario a la inmediatez del presente: sentarse a escribir, mandarla, esperar la respuesta.Silveyra: En ese sentido el desafío de la obra es mostrar también ese cambio cultural.Arana: Yo he recibido cartas hasta hace muy poco tiempo.Silveyra: Antes los admiradores nos mandaban cartas. Y es todo un género literario.-Las cartas de amor, además, son un género en sí mismo. ¿Ustedes escribieron cartas también?Arana: Sí, a mí me gusta mucho escribir y lo hice. La carta te obliga a pensar lo que vas a decir.Silveyra: Yo era muy escritora de cartas y de niña me fascinaban el papel y los sobres. A mis nietas les regalo, porque es bello que sepan escribir una carta aunque no la envíen. Y guardo muchas cartas . David Viñas (N. de R.; uno de sus ex) me escribía mucho. China Zorrilla también, tenía una letra bellísima.

Mirá también

Una muestra sin precedente: las joyas del Teatro Colón llegaron a Mar del Plata

-¿Cómo repercutió en ustedes este cambio de paradigma que está sucediendo a nivel social con respecto a temas de género?Silveyra:No pertenezco a Actrices Argentinas, pero las apoyo, por supuesto. Yo soy una feminista desde los años ‘70, pero el abuelazgo me cambió por completo. Entonces con estos temas, como con el de la despenalización del aborto o la violencia de género no hago declaraciones públicas, para evitar que mis nietas tengan algún inconveniente en la escuela, por ejemplo. Soy muy cuidadosa por una cuestión familiar, pero conversarmos todos esos temas en la intimidad. Lo que puedo decir es que a mí la vida me la salvó el hecho de hablar, de sacar afuera muchas cosas. Creo que las actrices han hecho una enorme tarea que algunos podrán encontrar excesiva pero es lógico, después se irá encontrando el equilibrio a todo. Las mujeres hemos callado durante muchísimo tiempo y es muy personal de cada uno cuándo y cómo salir a hablar.-Los matices llegarán con el tiempo, naturalmente.Silveyra: Sí, yo puedo entender algunas posturas, aunque no las comparto, pero hay que ir asimilándolo.Arana: A medida que va pasando el tiempo es que sabés a quién escuchar y a quién no. Hay gente que habla y dice burradas y otra, muy inteligente que aporta al respecto. A mí me gusta escuchar a la gente que tiene algo inteligente para decir. En mi casa me criaron con respeto más allá del género, como persona. Y lo mismo con la no violencia. Entiendo y acompaño, entiendo pero en mi casa se enseña la no violencia y el respeto al ser vivo, con todas las contradicciones que nacen ahí. Y la voy lidiando.Silveyra: Yo pensaba que esta sociedad era machista, pero no deja de sorprenderme mucho la reacción de mucha gente al tema de la violencia de género. Una ha escuchado barbaridades en la calle y está bien que las mujeres no quieren escucharlas más. Aunque ya no me pasa. Pero ni antes ni ahora necesito que me levanten la autoestima. Después de lo que una vivió, yo las entiendo a las que no quieren más eso. Y también las mujeres deberíamos pensar cómo criamos a nuestros hijos, mujeres y hombres.

Mirá también

El verano arrancó con las máximas figuras teatrales de Mar del Plata en Espacio Clarín

Arana: Vamos a ver adónde nos lleva todo este debate.Silveyra: Nos tendría que llevar al respeto mutuo. Y a un mundo mejor para todos. Tenemos la obligación de volvernos todos más humanos.

Una historia de amor y amistad. Es la que cuenta “Cartas de amor”,, dirigida por Selva Alemán. Foto: Fabián Gastiarena.

Aquel éxito del drama “Vidas robadas”En 2008, la tira Vidas robadas protagonizada por Facundo Arana, Soledad Silveyra, Jorge Marrale y Mónica Antonopulos fue un éxito e impactó por su temática sobre la trata de personas, basada en el caso real de Marita Verón, cuya madre, Susana Trimarco asesoró en el guión.

“Vidas robadas”, un éxito de la tele en 2008 basado en caso real de Marita Verón.

Con el Aconcagua como escenarioDespués de dos meses en la Cordillera, Facundo Arana cambió montaña por mar. “Ibamos a hacer un concierto en el Aconcagua con Javier Calamaro para concientizar sobre ir a un lugar y no dejar huella”, cuenta el actor. “Pero para hacer el concierto ahí, justamente lo menos que pasaba era que íbamos a dejar huella. Así que no es viable hacerlo donde pensamos en un principio. Y la respuesta llegó sola: lo vamos a hacer de la puerta del parque para afuera”. El concierto finalmente se hará a a 6.900 metros, el 23 de febrero.

A 6900 metros de altura. Así será el concierto que dará Arana junto a Javier Calamaro el 23 de febrero en el Aconcagua.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *