Cómo siguieron los estudiantes en las escuelas tomadas la despenalización del aborto

Estudiantes de varios secundarios de la Ciudad tomaron su escuela como medida de apoyo a la legalización del aborto. Cómo vivieron en las aulas la histórica votación. Carlos Pellegrini Fue tomado por sus estudiantes desde el fin de semana. Allí la votación se palpitó intensamente por televisión desde el salón de actos: “En el momento exacto de la votación eramos 20 acá en el colegio gritando re felices”, dice Nina Fasoletti del centro de estudiantes. El resto estaba en la plaza. Desde el hall central, se observaba una barricada de sillas que bloquean la escalera de mármol, paredes empapeladas y bolsas de dormir en el piso. No había adultos a la vista. Los varones controlaban la seguridad, limpiaban y repartían las provisiones. Las mujeres casi en su totalidad, lo vivieron desde el Congreso.Toma en el Colegio Pellegrini por la despenalización del aborto.Fotos Emmanuel Fernández Una minoría de los estudiantes permanecieron en la toma, mientras el resto, marchó hacia Callao y Rivadavia: “La toma fue liderada por Cuerpes Gestantes, Mujeres y Disidencias, la gente pernoctó acá y esta mañana se fueron para el Congreso. Los hombres, que acompañan en la lucha, decidieron quedarse para limpiar”, aclaró Nina. Sobre las sensaciones previas a la votación había confianza: “Para mi iba a salir a favor, estamos en el siglo 21, en el senado tiene que salir”, expresó Nina. “La gente que estaba en contra seguramente esta con mucha bronca, no se si harán algo o no”, dice Nina al preguntarle sobre las miradas opuestas.Consultados sobre cómo van a seguir desde ahora, los estudiantes contestaron: “Las clases empiezan mañana, hoy a la tarde arrancan las actividades académicas de profesores. Parte de la limpieza será a cargo de los estudiantes, pero no una limpieza profunda, se va a juntar todo y se va a barrer” (…) “Todavía no se habló sobre que se va a hacer cuando se vote en Senadores, se va hablar con la coordinadora de estudiantes y veremos lo que diga la campaña” Nacional de Buenos Aires”Hasta último momento creí que no se aprobaría; a la madrugada me llegaban mensajes sobre diputados que estaban indecisos, y yo pensaba, ¿cómo pueden estar indecisos sobre algo que cambiará tantas vidas?”, dice Sofía Maurino, vocera y consejera de convivencia del centro de estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires. Aún emocionada y tras la noche en vela, Maurino fue una de las pocas que permanecía en la mañana del jueves en el colegio, tomado por los estudiantes desde el lunes. “Lloré cuando salió el resultado”, admite, y luce sorprendida porque los diputados hayan votado en torno a un proyecto común, más allá de los partidos a los cuales pertenecían.”Lo mejor fue que se aprobó el artículo ocho, que permite que las menores de edad puedan abortar sin autorización de sus padres o tutores”, agregó.El inicio de la toma en el Nacional de Buenos Aires. El Buenos Aires estuvo casi desierto durante la mañana del jueves, y menos de diez chicos se movían con parsimonia en las carpas instaladas detrás de las rejas que protegen la entrada. Después de la votación, los presentes no superaban la docena: se habían quedado todos en las inmediaciones del Congreso, celebrando el resultado favorable. En el Congreso, sobre Callao, los alumnos estiraban la algarabía mientras el personal de limpieza recogía la basura de la avenida Rivadavia. “Estas últimas horas fueron un delirio: votaron en diputades la media sanción, a Scioli lo vimos con un pañuelo verde aplaudimos a (el diputado del PRO) Fernando Iglesias”, dice Julia Ubago, estudiante del CBC de matemática y egresada del Nacional Buenos Aires. Con su cámara al cuello, Julia y sus amigas de tercer año del Buenos Aires, Rebeca Folga y Violeta Wiszniewer, aseguran que lo más impresionante fue presenciar cómo se diluían las diferencias partidarias y los diputados votaban en torno a un proyecto favorable a la despenalización del aborto. Mariano Acosta La Escuela Normal Superior N°2 “Mariano Acosta” amaneció el jueves vacía, mientras a 20 cuadras se definía la votación referida a la interrupción voluntaria del embarazo en la Cámara de Diputados. Sin embargo esta decisión histórica en Argentina nada tuvo que ver; fue un acatamiento total a un paro docente lo que dejó las aulas vacias y a apenas dos profesores y a la rectora recientemente elegida , Andrea Berman, dentro del establecimiento.El miércoles si hubo actividad relacionada con el aborto. Más de 300 alumnos (el secundario tiene 850) votaron, en asamblea, favorablemente el desarrollo de un “pernocte”en apoyo a la despenalización.“No hubo toma”, aseguró la rectora. Fueron unos 80 los adolescentes que pasaron la noche en la escuela y a la mañana temprano la mayoría se dirigió al Congreso a esperar la definición.Informe Maestría Clarín/San Andrés

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *