Piden que Aníbal Fernández vaya a juicio oral por las irregularidades en Fútbol para Todos

La causa donde se investigó el contrato entre el Gobierno Nacional y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que tenía como fin coordinar la transmisión y explotación comercial del programa denominado “Fútbol para Todos”, está próxima a ser elevada a juicio oral y público, incluyendo en esta primera etapa a Aníbal Fernández, Jorge Capitanich, Gabriel Mariotto entre otros ex funcionario y ex autoridades de la AFA. El fiscal Eduardo Taiano presentó el requerimiento de elevación a juicio ante la juez María Servini de Cubría.Aníbal Fernández y el ahora intendente de Resistencia, Jorge Capitanich. El fútbol y la política, entrecruzados por irregularidades millonarias en esta causa, llegarán a un juicio oral. El caso comenzó en mayo de 2014, a raíz de la denuncia de la entonces legisladora Graciela Ocaña, quien apuntó a modificaciones en el convenio entre la AFA y el Gobierno, al irregular manejo de la pauta publicitaria y la asignación discrecional de distintos canales de televisión para la transmisión de los partidos. También denunció que la AFA no cumplió con los pagos, y que los clubes habrían desviado el dinero.Mirá también Interna peronista: Aníbal Fernández y otro exabrupto contra Diego BossioTras el pedido de Taiano, no pasarán muchas semanas hasta que la magistrada dé por cerrada la instrucción y envíe a la próxima instancia a Aníbal, Capitanich y los demás acusados. Será el primer juicio que enfrente el ex candidato a Gobernador bonaerense del FPV. Las acusaciones contra él y los otros ex funcionarios (el procesamiento también incluía a Juan Manuel Abal Medina, pero la Cámara Federal le dictó la falta de mérito), son por “violación de los deberes de funcionario público”, y contra los dirigentes de fútbol por “administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública”.La hipótesis inicial fue que el programa -a cargo de la Jefatura de Gabinete-, “no habría sido destinado al cumplimiento de los fines establecidos en los acuerdos que le dieron forma”.Mirá también Confirmaron el procesamiento de Aníbal Fernández por el Fútbol Para TodosSe cree que el dinero del programa FPT -que debía distribuirse entre los clubes- era sometido a diversas operaciones financieras fraudulentas que terminaban por desviarlos hacia entidades que no se relacionaban con el fútbol o que, en su defecto, “no se asociaban a los propósitos tenidos en cuenta por el Estado a la hora de impulsar la inversión”, se sostuvo en la causa.Durante la instrucción, se imputó tres tipos de desvíos vinculados a ex directivos del fútbol argentino Miguel Silva, Rafael Savino, Carlos Portell y Rubén Raposo: el pago a la fundación “El Futbolista”, que recibía el 2% de los fondos públicos; la garantía de siete préstamos otorgados por el Banco Credicoop a la AFA con la cesión del convenio firmado el 20 de agosto de 2009; y la operatoria de descuento de cheques de pago diferido en una serie de cuevas.El delito atribuido sobre los ex directivos del fútbol fue el de partícipes necesarios del delito de administración fraudulenta agravada, por haberse cometido en perjuicio de una administración pública.Cristina Kirchner, Julio Grondona y Diego Maradona, el día de la presentación de Fútbol para Todos En cambio, a los ex jefes de Gabinete de Cristina Kirchner se los señaló como responsables de no haber controlado los fondos del FTP y los contratos únicos de sponsoreo con la empresa IVECO, sin licitación. Para la Justicia, la falta de control permitió el desvío en sus tres variantes. “Desde septiembre de 2009 a diciembre de 2015, las acreditaciones a la AFA de parte de la Jefatura de Gabinete ascienden aproximadamente a la suma de 5.621.799.796,57 pesos, una suma por demás considerable para dejarla librada al azar, o a las cláusulas del contrato asociativo celebrado, puntualizado por la Auditoría General de la Nación (AGN) con deficiencias en materia de control y cumplimiento de metas”.Mirá también El hockey y un subsidio por $ 56 millones complican a Aníbal Fernández En el caso de los pagos a la fundación “El Futbolista”,​que depende de Futbolistas Argentinos Agremiados, se detectó que durante la gestión de Fernández se transfirieron 36.414.398 pesos, en la de Abal Medina 28.452.269 pesos y en la de Capitanich 21.780.207 pesos. La fundación, que supuestamente estaba destinada a “elevar la calidad de vida de los futbolistas y sus familiares promoviendo el desarrollo integral del individuo”, tenía varios plazos fijos en diferentes bancos y 2 millones de dólares en dos cajas de seguridad.Mirá también Amplían el procesamiento contra Aníbal Fernández por el Fútbol para Todos Los aportes, según la jueza, no era legales porque no estaba en el estatuto original del FTP. En la causa se investigan 200 cuevas financieras involucradas en el cambio de los pagos de contratos.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *