Escandalosa exclusión a España y Rumania del Mundial de Rugby 2019

La World Rugby decidió cortar por lo sano. Después de las protestas, discusiones, e idas y vueltas sobre un polémico partido entre España y Bélgica por Eliminatorias (y cuyo resultado le había quitado la plaza al Mundial 2019 a la primera en beneficio de Rumania), la World Rugby decidió que todos los países involucrados se quedarán sin disputar la cita mundialista en Japón. Sin embargo, el justificativo no tiene nada que ver con el suceso, sino con la mala inclusión de jugadores a lo largo del torneo. ¿Decisión salomónica?El 18 de marzo pasado, Bélgica venció a España por 18-10 en el marco del Rugby Europe Championship. Dicho resultado benefició a Rumania, que se quedaba así con la segunda plaza europea para el Mundial de Japón 2019. El árbitro, de controversial tarea, fue un rumano: Vladimir Iordachescu. Tras el encuentro, los jugadores del XV del León, enojados por el resultado y denunciando que habían sido perjudicados quisieron enfrentar al referí, que tuvo que ser protegido por la policía. Algunos jugadores españoles recibieron sanciones de hasta 43 semanas.Luego de dicho partido, la Federación Española de Rugby presentó ante Rugby Europe su descargo, pidiendo que el partido vuelva a disputarse. La entidad europea, si bien aceptó que estuvo mal seleccionar un árbitro rumano para un partido que afectaba las chances de su país de entrar al Mundial, consideró que Iordachescu cometió “errores humanos”. Luego transfirió el caso a la World Rugby, la máxima entidad mundial de este deporte.Ayer, luego de casi dos meses de discusiones, y de varias versiones que indicaban que el partido volvería a jugarse, la World Rugby publicó su resolución, en la cual mantenía que no había motivos para sospechar de una mala actuación del referí rumano, y que el partido no se repetiría. En dicha resolución, la World Rugby respondió a otra denuncia: la Federación Rusa esgrimió que España, Rumania y Bélgica habían incluido en sus plantillas a lo largo del campeonato a jugadores que habían jugado con otras selecciones. Con la quita de puntos consecuente se quedarían fuera del Mundial.”La Comisión Independiente Judicial y de Conflictos de World Rugby determinó que Mathieu Belie y Bastian Fuste, integrantes del seleccionado español durante el europeo, han disputado partidos con la selección U20 de Francia en el pasado y por ende no pueden jugar para otro seleccionado, mientras que en el caso rumano se descubrió que Sione Faka’osilea ha jugado Rugby VII para Tonga, su país de origen”, justificaron.Mirá también Super Rugby: Jaguares recibió una buena noticia desde Nueva ZelandaLa situación de Bélgica es más compleja, ya que se corroboró que cinco integrantes de su seleccionado no tienen completo el trámite de ciudadanía, y que ni ellos ni sus padres nacieron en suelo belga.Los beneficiados con esta determinación son Rusia y Alemania. Rusia consiguió clasificar al World Rugby Championship 2019 y disputará ante Japón el partido inaugural del torneo. Integrará el Grupo A junto al local, Irlanda, Escocia y el ganador de un repechaje entre Alemania – que perdió los cinco partidos que disputó durante el europeo- y Portugal; el ganador de dicho repechaje enfrentará a Samoa por la última plaza disponible del grupo.Mirá también El pibe que pudo ser el 10 de Boca pero eligió el rugbyTanto Rumania como España apelarán la decisión, en consideración de que Tonga autorizó la elegibilidad de Faka’osilea -en el caso de los primeros-, y de que disputar partidos con un seleccionado de menores de veinte no puede ser impedimento para jugar para otro seleccionado más adelante -en el caso de los segundos-.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *