Alarma en Europa por un plan contra el euro del posible gobierno de Italia

Los populistas del Movimiento 5 Estrellas y los ultraderechistas de la Liga Norte negocian su programa conjunto de gobierno con algunas propuestas que provocan sudores fríos en Bruselas y que van contra las normas económicas de la Eurozona. Según un documento de la negociación al que tuvo acceso el Huffington Post Italia, ambos partidos pretenden que el Banco Central Europeo condone a Italia 250.000 millones de euros de deuda. Pese a que alegaron que el documento es viejo, tiene fecha del martes y añade otras ideas, como un mecanismo para permitir la salida de Italia de la Eurozona y su vuelta a la lira. El texto asegura: “Hay que introducir procedimientos que consientan a los Estados miembros retirarse de la Unión Monetaria, de modo que puedan recuperar su soberanía”.Mirá también Italia en peligro: un “fascista del tercer milenio”, a un paso de llegar al poderLa condonación de parte de la deuda italiana se sale de las normas que rigen la Eurozona y es además inaceptable políticamente para los demás países europeos. Sería incluso ilegal porque iría contra los tratados europeos y porque sería darle órdenes políticas al Banco Central Europeo, cuya independencia consagran esos mismos tratados.El Banco Central Europeo empezó a acumular deuda de los países del euro cuando puso en marcha su programa de compra de deuda en los peores momentos de la crisis financiera desatada en 2008. Ese programa sirvió para reducir el riesgo país del sur de Europa y tranquilizar a los mercados. El organismo emisor del euro tiene ahora mismo en sus manos el 16% de la deuda pública italiana, unos 368.000 millones de euros.Un portavoz de la Liga Norte dijo ayer que en realidad no tratan de que se les condone la deuda sino de hacer que ese 16% de deuda en manos del Banco Central Europeo no se cuente en el cálculo de respeto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, las que imponen un límite de déficit público del 3% del PBI y de deuda pública del 60% del PBI. Esa idea también se sale de los tratados europeos.Mirá también Sorpresa en Italia: rehabilitado por la justicia, Silvio Berlusconi puede volver al ParlamentoEl documento aboga también por la renegociación de la normativa europea en materia fiscal, algo que necesitaría la ratificación de todos los países del bloque. Y por revisar a la baja la contribución italiana a los presupuestos europeos, que se calculan según el PBI de cada país del bloque, por lo que hay poco que negociar porque lo que dejara de poner Italia deberían compensarlo sus socios.Bruselas no tardó en responder. El comisario del euro, Valdis Dombrovskis, dijo que Italia debe concentrarse en cumplir sus objetivos fiscales, “reducir el déficit y reducir la deuda”. El país tiene la segunda deuda más alta del bloque tras Grecia con un 131,8% sobre su PBI a finales de 2017.El vicepresidente de la Comisión Europea Jyrki Katainen dijo en una conferencia de prensa que “todas las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento se aplican en todos los Estados miembros y no he oído ninguna señal de que a los Estados miembros o a la Comisión Europea les gustaría otorgar una excepción a ningún Estado miembro”.Katainen también dijo que no tenía ninguna duda de que Italia cumplirá sus compromisos y que el brazo ejecutivo de la UE “está deseando cooperar con un gobierno italiano estable”. Tanto la Liga Norte como el Movimiento 5 Estrellas son dos partidos abiertamente euroescépticos que provocan inquietud en Bruselas porque Italia es la tercera economía de la Eurozona y un ataque de los mercados podría disparar el riesgo país de más países del bloque.Mirá también Liga Norte y 5 Estrellas: una sociedad política italiana con tensiones y el futuro en dudasLos dos partidos que negocian el futuro gobierno italiano también pretenden anular la reforma laboral que aprobó el ex primer ministro Matteo Renzi –aplaudida desde Bruselas- y establecer una renta mínima, además de reducir impuestos. Esas medidas probablemente aumentarán el déficit y la deuda italiana. Los mercados financieros empiezan a mirar con atención a Italia. Los bonos italianos a 10 años subieron en un día del 1,87% al 1,95%.Además de la parte económica, el documento también incorpora el fin de las sanciones europeas a Rusia, que se van renovando cada seis meses por unanimidad de los 28 países del bloque. Tanto el Movimiento 5 Estrellas como la Liga Norte se han mostrado en el pasado cercanos al presidente ruso Vladimir Putin.Luigi di Maio, líder formal del Movimiento 5 Estrellas, dijo que las advertencias de Bruselas no son más que un ataque por parte de “eurócratas” (el término que usan de forma despectiva los euroescépticos para referirse a los funcionarios de las instituciones de la Unión Europea). Di Maio dijo: “Recibimos ataques todos los días, también por parte de cualquier eurócrata que no ha sido votado por nadie”.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *