El tratamiento se acorta y tiene menos efectos adversos

A la hepatitis C se le puso nombre por primera vez en 1989, antes era la “no A y no B”. En ese entonces, empezó a tratarse con una droga llamada Interferon que tenía múltiples efectos adversos, contraindicaciones y que, con el tiempo y combinada con otros medicamentos, llegó a contar con hasta un 60% de eficacia. A fines de 2013, lanzaron los primeros antivirales de acción directa en Estados Unidos y Europa, que llegaron a Argentina a fines de 2015, según detalla a este diario el jefe de Hepatología del Hospital Posadas, Eduardo Fassio. “Estos tratamientos, libres de Interferon, se volvieron mucho más tolerables, cortos y con mejor respuesta: la eficiencia pasó del 60% a más del 95%”, resalta Fassio. Y los avances científicos para combatir esta enfermedad continúan dando frutos: se espera que estos medicamentos sean reemplazados por una nueva generación que está llegando a Argentina y se caracteriza por ser pangenotípica (sirve para tratar todas las clases de hepatitis C). Además, algunas de las terapias se extienden por ocho semanas, cuando hasta ahora duraban doce, y requieren de la ingesta de un solo comprimido diario con una eficacia que alcanza hasta el 100%.Independientemente de las terapias, algunos especialistas piden prestar atención al acceso a ellas. “Hasta hace poco, el Gobierno solo trataba los casos más graves y recién ahora, a partir de una donación de tratamientos de la Fundación Messi al Ministerio de Salud, se está cubriendo la medicación para todos, sin importar el grado en el que se encuentre el paciente. Hay que ver qué ocurre cuando se terminen esas dosis. Esperemos que continúen garantizándolo en forma universal”, sostiene en diálogo con Clarín Federico Villamil, que es jefe de Trasplante de Hígado en el Hospital Británico y de Hepatología en el Hospital El Cruce. Y también advierte sobre la situación de prepagas y obras sociales que “toman como referencia lo que hacía el Ministerio de Salud antes de la donación para no hacerse cargo de los tratamientos leves”. En este sentido, Villamil resalta que “es clave tratar el virus desde los estadíos iniciales ya que tener HCV no solo genera enfermedad hepática sino que, además, aumenta el riesgo de sufrir afecciones cardiovasculares, renales y diabetes, entre otras”.Consultado al respecto, Sergio Maulen, director de Sida, ETS, Hepatitis y Tuberculosis, cuenta que a fines de diciembre se envió una circular anunciando que el acceso pasó a ser universal. “Desde ese momento, se le otorga a todos más allá del grado del virus y eso no tiene vuelta atrás. La donación que recibimos de la Fundación Messi ya fue entregada y, en la mayoría de los casos, se utilizó para tratar casos leves (F0, F1 y F2) porque los pacientes más complicados que tenemos diagnosticados ya habían recibido medicación. Con la donación completamos 1040 tratamientos que se suman a los 1900 que ya habíamos distribuido. A su vez, acabamos de hacer una nueva compra”, precisa Maulen, quien aclara que Nación facilita las terapias solicitadas por cada jurisdicción y que después son entregadas, desde esos lugares, a los que las requieren. Además, asegura que están teniendo reuniones con la Superintendencia de Salud “con la intención de armonizar políticas para que sigan los mismos lineamientos”. La modificación en la cobertura va de la mano de variaciones en las recomendaciones de las sociedades científicas. La americana aconsejó el tratamiento universal el año pasado y la europea, que realizó su congreso anual la semana pasada en París, acaba de manifestarse a favor de esa premisa a la que también adhiere la asociación argentina.Falta aún avanzar en relación al sistema de seguridad social. Al respecto, desde la Superintendencia expresaron a este diario que, “hasta el momento, las prepagas y obras sociales deben hacerse cargo de los tratamientos para los casos graves y no están obligadas a brindar cobertura a los leves”.París. Enviada especial

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *