Moro Anghileri:”La fama me parece un embole”

“No lo sé, no lo tengo muy claro… Me llaman para cosas muy diferentes, hice personajes realmente muy distintos: una mucama, una víctima de trata, una modista de taller clandestino, boxeadora en una tira de televisión. Personajes muy fuertes.-Moro viene de morocha, ¿no?-Sí.-¿Cómo se lleva la tele con la “morochosidad”? Digo la tele como patrón cultural por excelencia…(Foto: Andrés DElia).-Jajja, es curioso el tema. Donde más hice televisión fue en Brasil. Y en Brasil es distinto.-Me imagino…-Perá, no sé por qué te dije que hice de mucama. No, a ver… No, no. No sé por qué te dije eso, quizás por portación de morochosidad, ajajaja!! La mayor parte de las veces que estuve en la tele fue con directores de cine. La verdad, no sé si la televisión de me tiene encasillada.-Se te conoce, tu nombre suena desde hace años…-Me estás llamando vieja…-Quería hablar de tus comienzos en Chiquititas…-Sí, pero yo ahí yo era una huerfanita.(Foto: Andrés DElia).-¿En serio? -Además estaba muy punk. En ese momento andaba haciendo una obra con Muscari en calle Corrientes y el personaje me pedía un corte de pelo todo para arriba y bien parado. Re daba para una huerfanita, olvidada y loca.-¿Por qué no sos famosa?-Ufff, ni idea. Creo que tiene que ver con mis fobias. Cuando dirigía quería actuar, cuando actuaba en el San Martín me empezó a llamar la atención el cine independiente, luego el cine más comercial… Ay, no sé, la fama no me motiva. Por supuesto que me interesa el reconocimiento porque el reconocimiento es lo que te da trabajo. Pero la fama en sí, y porque sí, me parece un embole, un trabajo extra, algo que hay que atender muy trabajosamente.-Dirigís, actuás…-Escribo, estudié cine en la FUC…-¿Todo eso tiene que ver con la ansiedad?-Tiene que ver con una búsqueda. Los lugares mas cómodos no me permiten seguir buscando y lo que me lleva de aquí para allá es siempre la misma posibilidad de contar historias. Si te ponés a pensar, actuar, dirigir y escribir es una misma reflexión.(Foto: Andrés DElia).-Tenés una bajísima actividad en redes sociales. ¿Se puede ser conocido sin tener voluntad de manifestarse?-Tengo una cuenta de Twitter que no la hice yo. Instagram tengo, pero hace dos meses. Me dicen “hacelo, hacelo”, me lo piden por favor, pero no me sale, no sé bien por qué tengo que poner fotos y esas cosas. O estar posteando a cualquier hora, todo el tiempo. Me parece que tiene que ver con lo que decíamos de la fama: sostener un discurso es muy estresante para mí. No me interesa ser coherente. Estoy lejos de ser un estanque… Pienso que tengo una personalidad fuerte pero no necesariamente lo tiene que saber todo el mundo.-Se dice que sos una chica difícil…-¡Para nada!-Mis fuentes juran que exigiste un kit de pilates para filmar una película.-Es verdad. Tenía que filmar en malla mucho rato y les pedí que me llevaran una cama de pilates. Me tuve que ir a vivir a Claromecó con mi gato y era muy difícil hacer de nadadora sin entrenamiento. Por eso la camilla. Pero igual te aclaro que soy cero difícil para trabajar. Me gusta mucho, es más. -¿Te gusta hacer castings?-Gustarme, no me gusta. Ahora estoy más relajada, pero siento que en un casting nunca sale lo mejor de uno. La presión me juega en contra. Hay gente que bajo presión dice que trabaja mejor. No es mi caso. -¿Te hubiera gustado hacer la carrera de alguna colega?-Erica Rivas me encanta. Valeria Bertuccelli. Mariana Chaud. Las admiro y trato de tenerlas lo más cerca posible.-¿Sos vulnerable como todos los actores?-Sí, absolutamente.-El desnudo artístico se da bastante en tu vida?-No tanto, eh. Se dio, se dio, pero ahora…-¿Qué tiene de “artístico” un desnudo?-Nada. Yo no siento el arte cuando estoy desnuda. Me re cuesta. No es algo que pueda manejar. De todos modos entiendo cuando el desnudo es algo necesario. A veces he conversado específicamente con algún director para preguntarle si realmente valía la pena.-¿Lo convenciste?-En El pasado, con Héctor Babenco me dicen que en tal escena voy desnuda. Dije: ¿cómo desnuda? Mmm, me parece que no. Me acuerdo que vino Babenco y lo discutimos veinte minutos. Me la tuve que fumar.Desde el martes 17 de abril en el C.C. 25 de Mayo, y sólo durante ocho funciones, Moro Anghileri protagonizará el estreno internacional de “Cuando llueve”, del autor y director canadiense Anthony Black, junto a Gloria Carrá, Matthieu Perpoint y Rafael Spregelburd.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *