¿Cómo les fue a los jugadores de la Selección después del 6-1 de España?

Como si el violento 6-1 propinado por España se resistiera a retirarse, para muchos jugadores de la Selección la maldición continúa.El ejemplo más contundente está en el fondo. Wilfredo Caballero, el arquero que reemplazó a Sergio Romero tras el 1-0 en Madrid, seis días después le sumó otros tres a aquellos cinco goles otros tres seis días, en la derrota por 3-1 con la que el Tottenham superó al Chelsea, su equipo.Willy Caballero sufre uno de los goles del Tottenham. AFP¿Responsabilidades? Pocas. Tal vez en el primer gol, del danés Erikssen, aunque fue un remate furioso, hubiera podido ofrecer más resistencia. En el tercero, por ejemplo, obra de Dele Alli, evitó dos veces la caída de su arco en la jugada previa.A Nicolás Otamendi le fue bien el sábado siguiente al partido entre selecciones (que fue el martes 27). Ese día Manchester City superó por 3-1 al Everton (Ramiro Funes Mori estuvo en el banco), pero padeció el miércoles 4 de abril por Champions League. Liverpool, la sombra negra del City de Guardiola, sorprendió con un 3-0 en la ida de cuartos de final. Otamendi fue titular y nada pudo hacer para evitar la dura derrota.También en Champions League le tocó sufrir a Federico Fazio, suplente ante España pero titular contra Italia. Su equipo, Roma, había empatado 1-1 con Bologna por el campeonato local (también jugó Diego Perotti), pero luego cayó 4-1 en manos del Barcelona. Claro, enfrente estaba Lionel Messi, que tras no jugar en ninguno de los partidos de la gira de la Selección volvió con el Barça el sábado 31 de marzo ante Sevilla por la Liga: entró para jugar la última media hora con su equipo perdiendo 2-0 y a los 89 minutos concretó el empate con un zurdazo. En el Sevilla, en aquel 2-2 de la Liga, jugaron Gabriel Mercado, Ever Banega y dos que no están descartados a futuro: Guido Pizarro y Joaquín Correa. Ellos estuvieron luego en la derrota por Champions (2-1) ante Bayern Munich, en la que faltaron Mercado (lesionado) y Banega (suspendido).No le fue mal a Angel Di María, que había sido desafectado antes del partido con España. El ex Central hizo un gol en la final de la Copa de la Liga que el Paris Saint-Germain le ganó 3-0 al Monaco. Para el PSG también jugó Giovani Lo Celso. En Italia, Gonzalo Higuaín mantuvo su racha sin goles (no convirtió en su regreso a la Selección) con la Juventus. Su equipo le ganó 3-1 al Milan por el campeonato italiano y luego perdió 3-0 de local ante Real Madrid por la Champions League.Para Paulo Dybala, ausente en la convocatoria de Jorge Sampaoli, fue feliz el primer capítulo (hizo un gol ante Milan, donde Lucas Biglia fue titular) y muy negativo el segundo (lo expulsaron ante el equipo de Cristiano Ronaldo), cuando se jugaba sus últimas chances de volver a la Selección.Otro de los que quieren regresar es Mauro Icardi. Hizo dos goles ante Hellas Verona y ninguno ante el Milan, jugando para el Inter.De los jugadores del fútbol local que viajaron a Manchester y Madrid la peor suerte la tuvo Maximiliano Meza, quien se desgarró en el siguiente partido, ante Atlético Tucumán.Su compañero en Independiente, Fabrico Bustos, fue expulsado más tarde contra San Lorenzo. Pablo Pérez tuvo su noche de furia jugando para Boca ante Talleres: hizo un gol y luego insultó a un plateísta. En tanto, Cristian Pavón convirtió un gol para Boca en Copa Libertadores frente a Junior de Barranquilla. Y Lautaro Martínez, de Racing, jugó dos partidos (Belgrano y Universidad de Chile), ambos por debajo del nivel que venía mostrando.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *